Georgina Rodríguez ha regresado a España con Cristiano Ronaldo. El exmadridista y su pareja han puesto pie en suelo madrileño esta misma tarde, tras aterrizar en el jet privado del portugués para recibir el premio Leyenda del periódico Marca. Y su look, una vez más, ha vuelto a ser el centro de las miradas.

Artículo relacionado

Enfundada en un ceñidísmo vestido mini de color nude de estilo tubular y sin margas, la influencer y modelo ha vuelto a demostrar que no hay mejor embajadora del estilo de las hermanas Kardashian en España que ella. Si hay un color que identifica al clan de las Kardashian es el nude. No hay evento en el que las hermanas más famosas de la televisión no luzcan este color porque, para qué lo vamos a negar, es pura sensualidad si tiñen los ceñidísimos vestidos que acostumbran a llevar, desde Kylie a Kendall pasando por la reina Kardashian, Kim.

Y, como ellas, también ha combinado el vestido con unas sandalias nude de pulsera, la opción más elegante de la temporada en tendencias de calzado. No le faltó detalle porque el peinado, un semiwet muy pulido y con raya al medio, también es el peinado favorito de Kim Kardashian.