Han guardado silencio a pesar de conocer todo lo que estaba ocurriendo. Durante años se ha criticado a María Teresa Campos y a sus hijas Terelu y Carmen Borrego no haber dado el paso para hablar de Rocío Carrasco. Un prudencia que hoy, tras el testimonio de la hija de Rocío Jurado, cobra toda la relevancia. La presentadora y sus hijas prefirieron mantenerse fieles a la amistad que les une a Rocío pese a haber sido vilipendiadas por ello. “Las Campos lo están haciendo bien”, sentenciaba Gema López tras analizar la actitud que están manteniendo durante la emisión del documental.

Artículo relacionado

Aún sabiendo todo lo que había pasado en la vida de Rocío Carrasco y con Antonio David en televisión, las Campos optaron por el silencio. Durante años, tanto María Teresa Campos como sus hijas Terelu y Carmen Borrego han callado. Tan solo han deslizado pequeñas pinceladas siendo conscientes que le tocaba a la hija de Rocío Jurado contar su verdad. Esta actitud, muy criticada en el pasado, ha hecho que ahora sean varias las voces que han aplaudido su coherencia y su respeto.

“Durante todo este tiempo, siendo conocedoras de todo el tema de Rocío Carrasco, creo que han sido muy prudentes”, reflexionaba Gema López en ‘Sálvame’. “Tenían opciones para dar un puñetazo en la mesa y quisieron ser discretas. Además fueron discretas en su momento y siguen una linea que también es bastante discreta. No las he visto ir a la yugular ni a la hija ni al hijo”. La colaboradora no dudaba en alabar el papel que están llevan la presentadora y sus hijas.

María Teresa Campos y Terelu Campos

La actitud de María Teresa Campos y de sus hijas Terelu y Carmen con Rocío Carrasco es cada vez más aplaudida

A. Garófano

“Creo que por mucho que respetes a una amiga, por mucha razón que tenga esa amiga, entiendo que de alguna manera también quieres proteger a esos niños”, explicaba. “Lo están haciendo bien”. No han sido pocas las veces que hemos visto a Terelu Campos lamentando la distancia entre Rocío Carrasco y sus hijos Rocío y David. La colaboradora se rompía al recordar los tiempos vividos junto al hijo de su amiga.