Gema López nunca falla a su cita con Palma de Mallorca. Un año más, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha podido disfrutar de unos días en el que denomina su “paraíso particular”. Sin embargo, todo lo bueno acaba y la periodista ya ha puesto rumbo a Madrid para volver a la rutina y recuperar su sitio en el programa.

Artículo recomendado

Gema López, tras la exclusiva de Lecturas, agota el bañador que mejor sienta pasados los 50

Gema López, tras la exclusiva de Lecturas, agota el bañador que mejor sienta pasados los 50

“Él tampoco quiere irse”, ha escrito Gema López desde el avión que la trae de vuelta a Madrid tras sus vacaciones en Palma de Mallorca. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha subido una imagen a la sección de ‘stories’ de su cuenta de Instagram en la que aparece su perro mirando por la ventanilla de la aeronave. Una fotografía con la que la periodista ha dejado claro que los días de descanso le han sabido a poco y que le encantaría poder quedarse un poco más en la isla.

Una estancia en Palma de Mallorca de la que Gema López ha disfrutado al máximo. Aunque la colaboradora es reacia a mostrar muchos detalles de su vida privada a través de las redes sociales, sí que ha compartido varias fotografías en las que aparecía aprovechando a tope sus días en la isla.

En concreto, la colaboradora de ‘Sálvame’ no ha dudado en disfrutar de las espectaculares calas de la isla, en donde tiene una casa cerca del palacio de Marivent, y también se ha montado en un velero para descubrir muchas de los recónditos lugares de Palma a los que solo se puede llegar en barco.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA | Gema López, de vacaciones en su paraíso particular

EXCLUSIVA | Gema López, de vacaciones en su paraíso particular

Además, también se ha relajado en las aguas baleares luciendo espectacular en bañador a sus 51 años, tal y como publicó en exclusiva ‘Lecturas’. Todo durante unos días que, eso sí, ya han llegado a su fin, por lo que ahora Gema vuelve a Madrid con las pilas más que recargadas para hacer frente a una temporada más en ‘Sálvame’.