Los corazones de los fans de OT han explotado. Al menos aquellos que sobrevivieron a la última de las galas, con la declaración de amor -y casi matrimonio- de Alfred, que deben ser pocos, la verdad. De repente, aparecía en sus teléfonos móviles una fotografía de Mireya junto a Álvaro Vázquez, futbolista y hermano de Raoul. ¡Por fin! El rumor del romance entre la exconcursante y el deportista llevaba tiempo sonando en redes pero ahora teníamos la prueba definitiva... O eso parecía.

Artículo relacionado

Cualquier cosa que comentemos sobre OT, los fans ya la saben desde hace tiempo. Es una realidad de los tiempos que corren. Lo podemos comprobar echando un vistazo a las redes sociales. Pero claro, las cosas siempre tienen su tiempo, por mucho que la inmediatez nos obligue a correr mucho. Hace ya unos cuantos días que corre el insistente rumor de una relación entre Mireya, exconcursante de OT 2017, y Álvaro Vázquez, futbolista y, además, hermano de Raoul, también exhabitante de la Academia.

Solo había que pasearse por el hashtag del día para comprobar las ganas que tenían los seguidores de que la cantante y el deportista fuesen pareja. ¡Normal! Son encantadores, tienen muchas cosas en común y así podríamos ver a Raoul y Mireya como cuñados y ya morir de amor. Y hasta el momento, ninguno de los implicados se había encargado de confirmarlo o desmentirlo. ¿Ensoñaciones de los fans? ¿Podían más las ganas que la realidad?

Entonces, todo cambió. Vázquez compartió dos fotografías junto a Mireya y BOMBA. ¿La confirmación que tanto estábamos esperando? “Eeeeella”, escribía el futbolista junto a una fotografía donde se les podía ver muy cómplices. Las redes ardieron, los seguidores aplaudieron y ya todo el mundo daba por hecho que la cosa iba en serio. Tanto fue así que el propio hermano de Raoul tuvo que salir -a instagram- para dar explicaciones.

Vamos a calmarnos”, solicitaba en un stories. “Mireya es fantástica. Ayer hablé con ella por primera vez y el amor que tiene por mi hermano me encanta. Pero yo hoy celebro San Solterín”. Oooooh, decepción máxima. Al final, ni romance ni nada. De hecho, Vázquez se ha dado prisa a reconocer que nunca antes había hablado con ella. Queda claro que, a veces, las ganas pueden más que los hechos... ¡Ojalá nazca ahora un bonito romance!