No hay nada como tirar de la memoria y rescatar todas esas fotografías que, antes, nos daba apuro revisar. Sí, esas de cuando éramos adolescentes y nos pirrábamos por los peinados, las ropas extravagantes y los looks imposibles. Nos ha pasado a todos, incluso a los famosos. El último en lanzarse a esto del baúl de los recuerdos ha sido Chicote y vamos, tan impactante ha sido su aspecto de jovencito que no se habla de otra cosa...

Artículo relacionado

Es uno de los chefs más populares de la televisión. Desde que apareciese en Pesadilla en la cocina, Chicote se ha convertido en una institución. Su forma de enfrentarse a los problemas, su rapidez y su exigencia le valieron para optar al puesto de presidente del jurado de Top Chef y no le fue nada mal. Chicote le ha cogido el testigo de Karlos Arguiñano, por mucho que este siga teniendo su espacio televisivo. Pero no ha quedado la cosa ahí.

El cocinero ha vuelto a revolucionar el mundo entero pero esta vez no ha sido gracias a uno de sus platos. Nada como unirse a la nostalgia para que todos nos quedemos con la boca abierta. El chef ha compartido en su perfil de instagram una fotografía de cuando no era más que un jovencito de 16 o 17 años con muchos sueños y aspiraciones en la vida. Y claro, ¡madre mía! No ha quedado nadie que no haya evidenciado su enorme sorpresa.

Sin su característica barba y con un tupé que rivalizaba el de John Travolta en Grease -o el de Pelayo en Cámbiame-, el futuro chef miraba al destino con ilusión y muchas ganas. ¡Si es que el tiempo pasa para todos! Ojalá sirva para que Chicote nos vaya desgranando otros misterios de su pasado. Nos encanta saber cómo eran los famosos antes de llegar a la popularidad. Y ya si vienen así de estilosos, más no podemos pedir...

¿Qué no os creéis nada de lo que estamos diciendo? Pues aquí tenéis la prueba. Juzgad vosotros mismos.

Chicote joven