Feliciano López no es muy amigo de hablar sobre su vida privada, pero cuando lo hace, es claro y rotundo. La periodista Beatriz Cortázar publica en ABC la respuesta del tenista a los continuos ataques de Alba Carrillo. Según explica Cortázar, Feliciano insiste es que "no es no" y que Alba era plenamente consciente de lo que firmaba cuando hicieron la separación de bienes, seis meses después de la boda. "Alba renunció de forma voluntaria y el notario dio fe de ello en una escritura. Su primera abogada, Beatriz Antún, lo pudo ver antes y después por lo que no hay dudas al respecto y nadie fue engañado", ha dicho Feliciano.

Artículo relacionado

El tenista desea divorciarse cuanto antes y quizá en el futuro sopese la posibilidad de demandar a Alba Carrillo si sigue lastimando su imagen o la de su familia en sus intervenciones televisivas. Lo que sí tiene claro es que la modelo no le va sacar nada. "No habrá pacto, no pienso darle nada a Alba, ya que considero que no hay razón", le ha confesado Feliciano a la periodista.

Alba Carrillo y su abogada Teresa Bueyes han encontrado en Feliciano López un hueso duro de roer. Quizá pensaron que el tenista, con tal de resolver rápido el divorcio, accedería a sus pretensiones económicas, pero no hay visos de que vaya a ser así, salvo que el juez dictamine lo contrario.