Lo que bien empieza, bien acaba. Después de cinco intensos días de desfiles, colecciones, presentaciones y saraos varios, la edición de septiembre de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid echa el cierre hasta su próxima edición, y nadie ha querido perderse la última jornada.

Hoy era el día de las propuestas más jóvenes, que se engloban dentro del EGO. Pero los desfiles que más famosos concentraron en las últimas horas fueron los del lunes. La audiencia se dividió: por un lado estaban las propuestas más clásicas y atemporales de Montse Bassons y Dolores Cortés (que compartían horario) y por otro la locura y la jovialidad de Maria Escoté y Maya Hansen.

En los desfiles de Montse Bassons y Dolores Cortés pudimos ver a Norma Duval con sus sobrinas, ración triple de ¡oseas!, y a Mar Flores de azul ultramar, a Kira Miró de lo más sexyy a Núria Fergó y a la actriz Norma Ruiz que inmortalizaron el momento con un divertido 'selfie'.

En el segundo reinó la locura y la diversión. Ya se encargaron bien Bibiana Fernández y Rossy de Palma de dejar claro que aquello iba a ser una fiesta. Con una rockera Úrsula Corberó la liaron a base de bien en el front-row, como si estuvieran en un reservado VIP de Kapital. Soraya Arnelas y su estilismo de traje y chaqueta blanco-blanquísimo pusieron un elegante toque de sobriedad, pero ahí estaba Daniela Blume con un ajustadísimo vestido para romper el momento.

La MBFW de Madrid echa el cierre e Ifema se queda más gris, menos concurrida y, hasta dentro de unos meses, huérfana de estilo. Pero como decía aquél "¡No lloréis!", la Semana de la moda volverá pronto.