La familia de Ángel Nieto ha podido por fin darle el último adiós al campeón, fallecido este pasado jueves tras una complicación inesperada de las graves heridas sufridas días atrás atrás en un accidente de tráfico. Los restos mortales de Ángel Nieto fueron incinerados hoy sábado y a mediodía se celebró una misa responso en el Puig de Missa, en la localidad ibicenca de Santa Eulària, donde el expiloto tenía su residencia.

Artículo relacionado

Hasta el Puig de Missa subieron sus familiares y muchos amigos que le rindieron así un último tributo. Su viuda, Belinda, del brazo de su hijo Hugo, de 16 años, el menor de los hermanos Nieto, tras Gelete y Pablo, convertidos estos días en los portavoces de la familia, sabedores del enorme cariño que la figura de Ángel Nieto ha despertado siempre entre sus admiradores.

Fonsi Nieto, que más que un sobrino fue el cuarto hijo de Ángel Nieto, llegó junto a su madre, destrozada por la muerte de su querido hermano. Tras él, su amigo Miguel Abellán, la pareja de este Beatriz Sáenz de Miera, y cómo no, Marta Castro, la mujer de Fonsi que prefirió permanecer en un segundo plano y que su marido fuera el apoyo que tanto necesitaba su madre en estos momentos tan duros. Su exmujer, la modelo Ariadne Artiles, también asistió a la misa. Ariadne se encuentra embarazada de su actual pareja, José María García jr., hijo del célebre periodista del mismo nombre que era íntimo de Ángel Nieto.

Muchos amigos del fallecido y de su familia también quisieron estar presentes para arropar a los hijos, como Eugenia Martínez de Irujo, Enrique Ponce, Javier Merino, Miguel Ángel Muñoz, Toñi Nadal, Juan Palacios, Enrique Cerezo o la abogada Cristina Almeida.

Las cenizas serán esparcidas, mitad y mitad, entre Ibiza y Madrid, los dos lugares en los que Ángel Nieto fue más feliz. Y en septiembre, tal y como se había dicho en un principio, se celebrará un funeral masivo para que todo aquel que desee homenajear al 12+1 veces campeón del mundo pueda hacerlo.