Con más de diez millones de discos vendidos es, indiscutiblemente, la reina del pop de nuestro país. Su nueva canción, cuyos beneficios sirven para la investigación contra el cáncer, ya es número uno. Marta Sánchez se abre en exclusiva para 'Lecturas' en su entrevista más esperada. Las polémicas han intentado apagarla en más de una ocasión, pero ella sigue brilla do con su voz y con el amor de su pareja, Federico León, y de su hija, Paula.

Artículo relacionado

Siempre discreta, Marta Sánchez se sincera en exclusiva para 'Lecturas' con una de esas entrevistas que no dejan indiferente a nadie. La cantante, que se encuentra en un momento muy dulce tanto a nivel personal como profesional, tiene muy claro lo que le gustaría que hiciese su hija en el futuro. “No me gustaría que mi hija fuese mi heredera en el pop”, nos asegura muy contundente. “Yo no quiero que mi hija sea una copia de mí para nada”.

“Si se dedicara a la música, me gustaría ver algo diferente, que para eso ya me veo yo a mí misma y me aburro yo conmigo misma. ¡Qué horror! ¡Qué pereza! [risas]”, bromea con su habitual sentido del humor. Pero, ¿cómo es Marta como madre? ¿Es muy diferente esa faceta de la que vemos en el escenario? “Soy muy blanda como madre. Me produce mucho dolor imponerme ante Paula porque quiero que sea feliz”, nos explica. “Cuando la reprimo, aunque lo hago por su bien, lo paso mal porque se disgusta y no me gusta verla triste”.

Marta Sánchez y Federico León
Instagram
“La disciplina es muy importante, por eso, me cuesta”.

¿Qué le ha inculcado a su hija? “Sobre todo que sea una niña con principios, educada, respetuosa, generosa, humilde, honrada. Para mí, una prioridad en la vida es ser honrado”, afirma Marta en exclusiva. “Que sea también ambiciosa en el sentido de destacar en lo que haga. Aunque no sea la número uno, que no haga las cosas de forma mediocre”. Para la cantante, ver a su hija sonreír día a día es lo más importante de su vida.