Si existe alguien que esté disfrutando este nuevo año a todos los niveles esa es Elena Tablada (42 años). La empresaria ha afrontado un nuevo reto profesional al meterse de lleno en ‘Bailando con las estrellas’, programa de Telecinco en el que participa y en el que cada semana debe demostrar en directo sus cualidades a la hora de moverse en la pista de baile. Pero esta aventura no la está viviendo sola, Elena baila cada semana acompañada del bailarín Adrián Esperón, que hace las veces de su maestro y con el que hemos podido charlar para que nos cuente en profundidad cómo están viviendo estas semanas de tanto trabajo.

¿Quién es Adrián Esperón, bailarín de Elena Tablada?

Nacido en Galicia en 1989, Adrián se dedica al baile desde los 8 años. Ha competido a nivel nacional e internacional ganando 14 veces el título de España en Baile Deportivo y consiguió 5 semifinales de Europa, Mundo y World Games.Tiene un centro de baile junto a su pareja, Noemi Abal, en Pontevedra, Escuela PonteBaile.

Adrián Esperón
Adrián Esperón

Sobre esta etapa en ‘Bailando con las estrellas’, Esperón nos cuenta que le “contactaron a través de un amigo. Todo fue muy rápido, ya que un viernes estaba haciendo una reunión online con la dirección del programa y el martes siguiente ya estaba en Madrid comenzando con el programa. Me preguntaron sobre mi trayectoria y mi experiencia profesional y les encajé en el perfil que estaban buscando”. Adrián nos cuenta que el programa asignó a cada bailarín con uno de los famosos que forman parte del concurso, confesando que su experiencia junto a Elena está siendo “magnífica”.

Así define Adrián a Elena Tablada

El joven tiene claro lo mucho que está trabajando para este reto la cubana, a la que define como “una persona muy trabajadora y guerrera”, queriendo “ensayar cada día más para hacerlo lo mejor posible”. Además, Esperón nos comenta que Elena es “muy aplicada y como maestro es de agradecer, ya que pasamos muchas horas juntos y es fundamental poder entenderse bien y luchar por unos mismos intereses”. Y, si algo bonito está surgiendo de esta aventura es que su amistad también está creciendo cada semana. “Eso es lo que me voy a llevar de este programa en realidad, el poder haber conocido a Elena y su gran corazón”, nos confiesa.

Respecto a los ensayos, Elena está tan inmersa en este trabajo que “cada día pide más horas a producción para poder ensayar más”. De hecho, la pareja ensaya todos los días de la semana, “desde el lunes hasta el sábado que es la gala”, unas horas de ensayo que han ido aumentando poco a poco, “al principio empezamos ensayando 3/4 horas diarias y ahora hemos llegado a ensayar hasta 7 horas en un solo día”.

Artículo recomendado

Elena Tablada reúne a todos sus amigos en una gran fiesta y enseña el rincón más especial de su casa

Elena Tablada

Así viven las galas de los sábados

Adrián nos revelaba también que “los sábados se viven muy intensamente. Todos los concursantes se lo están tomando muy en serio y eso te hace estar a tope en cada gala para hacerlo lo mejor posible. Se viven momentos de nerviosismo, de risas, de disgustos cuando alguien abandona el programa. Es como una noria”. Tanto es así, que tienen que estar muy concentrados cuando llega el momento de actuar, porque se lo juegan todo “a una sola carta”, De hecho, el joven gallego asegura que el “directo es muy traicionero”, siendo un momento de “mucha presión y nervios”. Todo esto es una situación muy nueva para Elena, algo a lo que los maestros están más acostumbrados, "pero que no es el caso de todos los famosos que están en el programa". Adrián asegura que Elena, "aunque sea una persona mediática, no ha trabajado antes en televisión y lógicamente eso impone al principio”.

Eso sí, una vez acaba la gala, los nervios desaparecen. Un momento de relax que Adrián nos comenta siempre vive junto a Elena, con la que suele quedar "para tomar algo y hablar sobre lo vivido la noche anterior y comentar errores que tuvimos o como lo hicieron los compañeros. Lo vivimos de manera relajada, pero sin bajar la guardia”.