Los despertares de domingo tienen algo especial. Que se lo digan a la presentadora Eva González, que este 20 de octubre ha abierto los ojos en sospechosa compañía. "Esta mañana me he levantado con un pingüino", escribía en Instagram junto a una foto que ha cosechado una buena cantidad de 'me gusta' (18.000 y subiendo). En la imagen, un 'pingüino' en bata en miniatura apoyado sobre su cuna. ¿Ideas de quién puede ser? Evidentemente, hablamos de Cayetano Rivera Junior.

El hijo de la sevillana y el torero Cayetano Rivera, que ya tiene un año y medio, no solo es la alegría de sus padres. En redes sociales y a juzgar por los comentarios en la publicación, cuenta con un sólido (y conocido) club de fans. Entre los famosos que le han dedicado unas palabras a la criatura y a su madre están David Bisbal, que se reía con un "¡Me encanta!". La malagueña y también ex Miss, Elisabeth Reyes, decía: "Ay, ¡qué ganas tengo de verlo!". Y la cantante Pastora Soler asegura que está dispuesta a "comérselo con papas".

Artículo relacionado

Esta mañana me he levantado con un pingüino 🐧

Una publicación compartida de Eva Gonzalez (@evagonzalezoficial) el

En la publicación aparece etiquetada Huga Rey. La madrina de Tana Rivera, íntima de Eugenia Martínez de Irujo, ex de Dani Martín y estilista de Masterchef. Así que las dudas de dónde procede ese albornoz de pingüino que lleva mini Cayetano parecen resultas.

Artículo relacionado

Para la presentadora de 'La Voz Kids' y Cayetano, la llegada de su hijo lo ha puesto todo patas arriba (para bien). Aunque no son muy dados a exponer al niño, sí que publican imágenes del pequeño junto a ellos o de manera que no se le vea la cara para proteger su identidad. En lo que Eva no se corta es en gritar a los cuatro vientos que su hijo es su "locura", que con él "siempre es verano" y no da crédito a lo rápido que crece.

Eva González
Instagram evagonzalezoficial

En lo que sí se pone seria y se muestra más tajante es a la hora de pensar en su futura profesión: ni Cayetano ni ella quieren que el pequeño sea torero. "¡Que salga cocinero! Que lo máximo que le puede pasar es quemarse. Ojalá no pase", respondían a la temida pregunta.