Patricia Pardo daba la sorpresa a primera hora de la mañana del miércoles al anunciar que Rocío Carrasco se sentaría en el plató de 'El Programa de AR', una visita totalmente inesperada al tratarse del programa en el que trabaja su hija Rocío Flores. La entrevista se dividió en dos partes. En primer lugar la hija de Rocío Jurado se sentó con Joaquín Prat dispuesta a responder a todas las polémicas familiares, un encuentro íntimo en el que el presentador no dudó en hacerle llegar todo su cariño.

Artículo recomendado

Rocío Flores, sin miramientos, cierra las puertas a una reconciliación con su madre Rocío Carrasco

Rocío Flores, sin miramientos, cierra las puertas a una reconciliación con su madre Rocío Carrasco

Después llego el turno de dar paso a los colaboradores, un tiempo más breve en el que los presentes tuvieron la oportunidad de preguntar a la protagonista. Rocío Carrasco se vio las caras con Alessandro Lequio, Pepe del Real, Antonio Rossi y Paloma García Pelayo. Hoy, se han dado a conocer los términos en los que se cerró esta aparición televisiva.

Ha sido el propio Alessandro Lequio después de todo el revuelo causado en redes sociales el que ha contado en directo las normas que tenían que llevar a cabo: "Teníamos derecho a hacer una pregunta, era lo pactado", ha contado el colaborador a la vez que aprovechaba su intervención para aclarar que nadie le censuró: "Me excedí y tú [Joaquín Prat] me tuviste que cortar. Aquí no se censura a nadie, teníamos que ir a publicidad".

Rocío Carrasco y Joaquín Prat
Mediaset

La contundente respuesta de Rocío Carrasco a Alessandro Lequio

Prueba fehaciente de que no hubo ningún tipo de censura fue la pregunta que Alessando eligió. El colaborador quiso conocer el por qué no mantiene contacto con su hijo pequeño: "No lo consigo entender (...) y más siendo un niño necesitado de afectos", puntualizaba. La única pregunta a la que Rocío no quiso responder: "El tema de mi hijo no lo voy a contar ahora. Ni lo voy a narrar. Es un tema que para mi es dolorosísimo y que cuando se tenga que ver, se verá", sentenciaba.