Los micros abiertos están a la orden del día en Mediaset. Ya son muchas las celebrities que han vivido un momento 'tierra trágame' en pleno directo: Carlota Corredera, Joaquín Prat, Sonsoles Ónega, Paz Padilla y hasta Belén Esteban, que fue pillada infraganti insultando a Ana Rosa Quintana, una polémica que ya ha sido solucionada por ambas partes para evitar futuros escándalos. Ahora ha sido el turno de Emma García. La presentadora de Viva la vida ha seguido los pasos de sus compañeros de cadena y su micrófono le ha jugado una mala pasada mientras trataba uno de los temas de actualidad, la guerra que ha vuelto a estallar en el clan Pantoja debido al enfrentamiento entre Kiko Rivera y Anabel.

Artículo relacionado

Durante el pasado sábado nueve de octubre, en el plató de Telecinco se generó un debate en torno a este encontronazo familiar que, lejos de acabar, continúa trayendo cola. Todos y cada uno de los colaboradores destapaban públicamente la información que tenían entre manos y antes de dar paso a la publicidad, Emma García ha vivido en sus propias carne una pillada sin precedentes.

Emma García se pensaba que ya se encontraban en los minutos de anuncios y la audiencia ha sido testigo de cómo la presentadora se ha dirigido directamente al cuerpo técnico del espacio: "Oye, últimamente pasáis mucho de nosotros, ¿no?", ha soltado a bocajarro la vasca sin pensar por un momento que su frase ha sido escuchada por los telespectadores.

emma garcía

Emma García y su momento más vergonzoso en 'Viva la vida' por culpa de un micro abierto.

Telecinco

Artículo relacionado

Se desconoce la identidad de las personas a las que Emma ha hablado directamente pero esta queja no ha pasado desapercibida. El revuelo que se ha creado en torno a esta frase es real pero han decidido correr un tupido velo y no manifestarse al respecto.

Emma, por su parte, también ha querido dejar clara su opinión sobre el nuevo frente abierto que Kiko Rivera ha creado con Anabel Pantoja y ha hablado con Irene Rosales, ya que considera que es una de las principales damnificadas por toda esta situación: "Te veo con una sonrisa diferente a estos días atrás. Supongo que te ha llegado la tranquilidad o el ver a tu marido aproximarse a su madre y eso te relaja, por eso tu actitud es diferente"... Unas palabras que la excolaboradora ha agradecido de corazón: "Me mantengo al margen, estoy disfrutando de mí y de mi familia".