Los deportistas de élite lo tienen todo: son jóvenes, muy guapos -por línea general-, ricos y son admirados por todo el mundo. No es extraño que las famosas se pirren por ellos y, si es posible, hagan lo posible y lo imposible por llevarlos al altar o por formar una familia a su lado. Muchas son las que lo han intentado y no han tenido suerte, pues su relación se malogró antes de que llegara a buen puerto. Otras, en cambio, han sabido ganarse el corazón de estos personajes tan queridos por el público y los 'han retirado' del mercado, para mayor disgusto de sus fans femeninas.

Artículo relacionado

Ahí tenemos parejas relativamente recientes, como la de Lara Álvarez y Fernando Alonso, a los que hemos visto este fin de semana juntos en Abu Dabhi, o la de Ana Boyer y Fernando Verdasco. Otras han culminado en boda, como la de Alba Carrillo y Feliciano López, y la de Helen Lindes con Rudy Fernández. También las hay han formado una familia sin necesidad de darse el 'sí, quiero', como es el caso de Shakira y Piqué, Sara Carbonero e Iker Casillas y Pilar Rubio y Sergio Ramos. La colombiana la ha dado dos hijos al futbolista del Barça, lo mismo que Pilar Rubio a Sergio Ramos. Sara va camino del segundo. ¿Y acaso hay algo que una más que un hijo? Quizá dos hijos.