Laura Escanes ha hecho un paréntesis en sus vacaciones en Menorca para volar hasta Valencia donde este viernes se ha casado su amiga Teresa Andrés Golzavo e Ignacio Ayllón. La mujer de Risto Mejide ha hecho aparición en la ceremonia junto a Anna Ferrer, hija de la presentadora Paz Padilla, luciendo sus mejores galas y muy relajada, nadie diría que horas antes estaba viviendo uno de los momentos más estresantes de su vida.

Artículo recomendado

María Pombo, Laura Escanes, Anna Ferrer... reunión de influencers en la boda de Teresa Andrés en Valencia

María Pombo, Laura Escanes, Anna Ferrer... reunión de influencers en la boda de Teresa Andrés en Valencia

La propia Laura Escanes lo ha ido compartiendo en las redes sociales. "No sabéis el casi drama que he tenido con el vestido", ha empezado explicando, ya más relajada, una vez que había solucionado la papeleta. "Me habían perdido la parte de arriba en el servicio de lavandería y se había ido a otra localización", ha contando tomándoselo con humor. Sí, Laura Escanes ha lucido un estilismo de invitada de dos piezas de falda de vuelo y top bandana y cuando ha llegado el momento de vestirse ¡el top estaba perdido!

Laura Escanes
INSTAGRAM @lauraescanes

Finalmente, la prenda ha aparecido y Laura Escanes ha podido respirar tranquila, aunque los problemas no han quedado ahí. Por el retraso del top extraviado ha perdido el bus de la boda y ha tenido que buscar a toda prisa un transporte alternativo. "Hemos llegado a tiempo (de las más puntuales) en coche", ha contado ya totalmente aliviada. A pesar del mal rato, la influencer ha bromeado con la historia: "Mi otra opción era ir con el albornoz del hotel".

Dramas a un lado, Laura Escanes ha sido una de las invitadas más originales y elegantes de la boda de Teresa Andrés con este vestidazo de Avellaneda. La mujer de Risto Mejide, que ha acudido sin su marido al enlace, ha arrasado con un look que reúne varias de las tendencias del verano del 2022: el color rosa flúor y los detalles cut out al tratarse de un dos piezas, que por cierto no puede favorecer más.