¡Es oficial! Diego Matamoros y Carla Barber han confirmado que lo suyo es real y que va muy en serio. La pareja lo ha compartido en sus respectivos perfiles de Instagram, casi de forma simultánea y con la misma fotografía, después de que hayan visto la luz las primeras imágenes de ambos comiéndose a besos en una terraza de Madrid.

Artículo relacionado

"La vida te sorprende (estrellas en el universo)", ha escrito el hijo de Kiko Matamoros en su cuenta de Instagram junto a la fotografía en la que aparece dándole un tierno beso en los labios a su novia mientras le acaricia la cara. Por su parte, Carla ha compartido la imagen pero con un texto diferente que dice mucho de lo feliz que está junto al ex marido de Estela Grande: "El mejor regalo de mis 30. Caído del cielo", ha escrito. Ambos han compartido el mismo emoticono de "magia", la palabra que les une en las redes.

Laura Matamoros, hermana de Diego y gran amiga de la doctora, ha reaccionado a ambas fotografías con muchísimos emoticonos de corazón, con los que ha dejado claro que está encantadísima con la nueva relación de su hermano y de tener a Carla como 'cuñada'. Laura no se ha separado de su hermano en estos meses complicados, incluso estuvo 'cerca', de algún modo, durante su cuarentena tras dar positivo en coronavirus. Y ahora, todo apunta, a que ha sido la que ha presentado a su hermano a su nuevo amor.

Diego Matamoros Carla Barber confirman su amor

Fue este domingo cuando el programa 'Socialité' sorprendía al desvelar el nombre de la mujer que hoy ocupa el corazón del ex marido de Estela Grande, nada más y nada menos que la exsuperviviente Carla Barber. Un romance sorpresa que, tal y como demuestran sus respectivos perfiles en las redes sociales de forma velada, se lleva tejiendo desde hace semanas.

Diego Matamoros y Carla Barber

Las primeras imágenes juntos no dejan lugar a dudas: el hijo de Kiko Matamoros ha dado carpetazo a su matrimonio con Estela Grande, quien este mismo sábado hablaba en Viva la Vida del amor (y el dolor) que aún siente por Diego.