¿En qué punto está la relación de Diego Matamoros y su hermana Laura? Pues todo apunta a que bien. Los hijos de Kiko Matamoros han estado unos meses distanciados y sin contacto alguno después de sus desavenencias por sus posturas diferentes en sus conflictos familiares. Diego y Laura se enfadaron después de que la influencer tomara partido por su padre pero todo apunta a que están retomando todo aquello que les unió.

Artículo relacionado

No son días tranquilos para Diego Matamoros cuyo matrimonio pende de un hilo después del acercamiento de su mujer, Estela Grande, a su compañero de GH VIP 7 Kiko Jiménez dentro de la casa de 'El tiempo del descuento'. El "te quiero" del novio de Sofía Suescun y las palabras determinantes de la modelo asegurando que, aunque a su marido le sentara mal, se tomaría un café con Kiko cuando él esté fuera de la casa ha podido dejar muy tocado su matrimonio, tanto que Sofía Suescun ha asegurado que a ella le consta que ya no están juntos.

No obstante, ellos no se han pronunciado al respecto en las redes sociales aunque, eso sí, hacen vidas por separado, al menos en lo que a Instagram se refiere. Así, mientras Estela acudía a un salón de belleza Diego compartía varios stories desde el salón de su hermana Laura junto a su sobrino Matías.

Laura Matamoros Matías

Un vídeo que demuestra que Diego y Laura disfrutan de tiempo juntos y que Diego está como loco con su sobrino; de hecho más tarde ha compartido en Instagram un par de fotografías con los juguetes del pequeño.

Diego está cerca de su hermana de nuevo y también de su padre, al que defendió el pasado domingo frente a Estela Grande. "Soy su hijo y puedo dolerle", le dijo. Al día siguiente Kiko Matamoros no ocultó sus sentimientos tras ver estas palabras: "Es cuando mejor lo he visto en un plató de televisión", dijo en Sálvame.

Diego Matamoros

Salta a la vista que Diego ha podido encontrar la paz junto a los suyos y acercarse a ellos dejando atrás sus diferencias en estos momentos en los que necesita del calor de su familia para superar su bache matrimonial.