Tras pasar unos días realmente malos Diego Matamoros ha resurgido de sus cenizas, y de qué manera. El hijo de Kiko Matamoros está confinado en su hogar, solo, donde se ha recuperado del virus Covid-19. A diferencias de otros contagiados, Diego ha padecido bastantes síntomas y lo ha pasado realmente mal. Él mismo lo ha contado esta tarde en Sálvame: "Han sido bastantes síntomas y todos juntos acaban destrozándote". El ex de Estela Grande ha tenido el cuello inflamado, fiebre, mareos y problemas respiratorios de los que ya se encuentra bien, "ya solo tengo síntomas leves", ha tranquilizado vía Skype.

Artículo relacionado

Y tan bien se encuentra que ha dado una sorpresa a sus seguidores de Instagram en la tarde de este viernes compartiendo la que posiblemente sea su fotografías más hot y descarada. En la misma Diego aparece como llegó al mundo en un balcón. El hijo de Kiko Matamoros, con una anatomía bien trabajada a golpe de pesas e isométricos que quita el hipo, ha puesto Instagram patas arriba y en apenas un cuarto de hora ya sumaba más de 10.000 likes. "Ahora más que nunca quédate en casa #athome #yomequedoencasa", ha escrito junto a la imagen.

Diego Matamoros desnudo

Con esta fotografía, además de para llevarse algún que otro piropo, que nunca están de más, Diego ha dejado más que claro que tras una de las etapas más duras de su vida empieza a remontar. Se separó de Estela Grande el pasado mes de febrero, tras 'El tiempo del descuento', y al mazazo amoroso se ha unido la enfermedad que ha pasado solo en su casa.

Por delante tiene 15 días más de confinamiento absoluto pero, con mejor ánimo, ha encontrado entretenimiento en la televisión, los videojuegos y hasta en la cocina, y ahora más que su hermana Laura le ha regalado un robot de cocina. "Estos días he echado de menos a mi familia, a mi expareja y a toda la gente que conozco y que me quiere", ha compartido en Sálvame.