Paula Echevarría y David Bustamante están pasando el primer verano por separado desde hace diez años. Cada uno está llevando la ruptura como puede y quiere y, aunque ambos están presumiendo de estío idílico en Instagram, los últimos acontecimientos han hecho evidente que el artista está luchando con la presión mucho peor que su ex pareja.

Hace sólo unos días que Jordi Martín hacía pública una supuesta nueva relación del cantante, algo que habría puesto contra las cuerdas al protagonista y no solo de cara a su imagen pública sino a su faceta como padre, ya que su hija Daniella se habría enterado de esta noticia. Este es el argumento en el que David se excusa para justificar la supuesta agresión al fotógrafo, que ha puesto de relieve una imagen del cantante al que no nos tenía acostumbrados.

Dado el punto en el que se encuentra su relación con Paula Echevarría, esta desmedida y agresiva reacción de David podría pasarle factura a la hora de establecer los términos de una ruptura que hasta ahora se han negado a confirmar.

Pero parece que la unión entre Paula y David es mucho más fuerte que cualquier polémica y que la actriz va a ser el apoyo principal de su ex, haga lo que haga. Tras protagonizar numerosos titulares a causa de su pelea con la prensa, David subió una foto a su Instagram en la que hablaba de su peinado y la madre de su hija, ni corta ni perezosa, no dudó en escribirle y atribuirse entre bromas el mérito de su look capilar.