La presentadora Cristina Villanueva, conocida por ser el rostro de los informativos de La Sexta los fines de semana, está radiante tras dejar atrás su calvario físico. Madre de dos hijas, nos confiesa que vivía con dolores crónicos tras su segundo parto. Hasta que decidió ponerse en manos de PronoKal, acompañada por la doctora Dolores Saveedra, para alcanzar su peso saludable e incorporar hábitos saludables, que ahora le permiten hasta volver a bailar, su pasión oculta.

¿Por qué te decidiste a hacer dieta con Pronokal?

-En el confinamiento cogí cinco kilos y no había manera de perderlos, así que decidí recurrir a Pronokal de nuevo. La primera vez que recurrí a ellos fue por salud, perdí diez kilos y me fue muy bien. Tenía muchos dolores en la cadera y tenía que someterme a infiltraciones. Acabaron descubriendo que tenía partes de la cadera rota y necesitaba cuidarme. He hecho un cambio de vida total, de muchísimas cosas, he cambiado completamente el estilo de vida y eso ha sido lo que me ha permitido no solo perder peso, sino también mantenerme, que es lo importante.

“Con Pronokal aprendes otra manera de comer y vivir la vida, a hacer ejercicio y buscar otros placeres que no sean siempre la comida”

¿Qué te recomendó la doctora Dolores Saavedra?

-Los médicos no acababan de dar con un diagnóstico acerca de mis dolores de cadera. La doctora me recomendó dejar de tomar productos lácteos y se me fueron, y tras perder peso las articulaciones estaban mucho mejor. Tengo que mantenerme en forma y seguir con mi ejercicio siempre. Hago pilates personalizado y, gracias a ello, he recuperado la movilidad. Lo bueno de PronoKal es que rápidamente te das cuenta que funciona, te sientes acompañado y se contempla una reeducación para cambiar esos hábitos que te llevaron a estar en sobrepeso. Aprendes otra manera de comer y de vivir la vida, a hacer ejercicio y buscar otros placeres en la vida que no sean siempre la comida. He vuelto a poder bailar, algo que me encanta y que había tenido que dejar de hacer.

Cristina Villanueva

Cristina Villanueva (45) lleva 16 años al frente de la edición de fin de semana de los informativos de La Sexta. En este tiempo ha sido madre de dos hijas de 11 y 7 años.

Pedro Pernía

¿Es mucha la presión por el físico en tu trabajo?

-La presión me la puse yo, me encontraba mal, era muy joven y no podía aceptar que viviría con dolores el resto de mi vida. Trabajar en el medio audiovisual también exige que cuides tu imagen y más si eres mujer, a ver quién es la guapa que sale con el pelo blanco a dar las noticias. A las mujeres aún nos queda mucho camino por recorrer.

“Gracias a dejar los lácteos y al pilates he vuelto a bailar, algo que me encanta y había tenido que dejar de hacer”

Tú peleas mucho por la igualdad...

-Sí, estoy muy comprometida con todos los temas de igualdad. La sección que realizo en ‘La brújula’ de Onda Cero con Juan Ramón Lucas me encanta, estoy volcada en cuerpo y alma, en eso y en algunos congresos de ciencia y mujer en los que participo.

Cristina Villanueva

“Perdí 10 kilos y me fue muy bien. Tenía muchos dolores de cadera”

Cristina Villanueva

¿Cómo ha sido para ti ser madre trabajando fines de semana?

-Lo más difícil de todo. Los dolores empezaron después de los dos partos, cuando sin darme cuenta dejé de observarme y de cuidarme centrándome en la familia. Dos años tardé en darme cuenta de que la cadera había quedado dañada tras los partos. Las mujeres llegamos demasiado lejos dedicando todo nuestro tiempo a nuestros hijos y eso hay que cambiarlo, no dejas de ser una buena madre por cuidarte tú. Soy muy fan del blog ‘Club de Malasmadres’, de Laura Baena; hay que quitarse toda la presión y la culpa. Dedicar el 100 % no es ser madre. Transmitir amor es lo más importante, y el amor empieza por una mismo, no es un tópico. Estar bien de salud, mimarse y cuidarse, buscar un momento para relajarte, hacer algo que te gusta o dedicarle tiempo a tu trabajo porque es tu pasión es también ser madre y transmitir unos valores de vida.

¿Cómo están tus pequeñas?

-Ya tienen 11 y 7 años. Son todas unas activistas, se han vuelto locas con la canción de Rigoberta Bandini ‘Ay, mamá’, y se ha convertido en el himno que ponemos todos los días al levantarnos.

Cristina Villanueva

Cristina recurrió a PronoKal tras el confinamiento. “Cogí 5 kilos y no había manera de perderlos”, nos cuenta.

Pedro Pernía

¿Profesionalmente has llegado donde querías?

-Estoy donde quiero estar, pero no con el horario que me gustaría. Mis hijas no saben lo que es tener a su madre un fin de semana. Ha habido momentos muy duros. Alguna mañana he llegado tarde a trabajar porque no podía quitármelas de las rodillas, eso te parte el corazón.

Tienes una pareja que te apoya...

-Por suerte sí, hacemos un gran equipo. Los primeros años fueron muy duros, vivíamos en Barcelona y Jorge se quedaba todo el fin de semana con el bebé. Yo me venía a trabajar a Madrid, tan triste y tan alegre, con esa dicotomía que hay que abrazar sin culpa. Por suerte, todo está cambiando, hay muchos hombres que quieren ejercer la paternidad. Los hombres tienen un camino inmenso y maravilloso por recorrer, descubrirse de otro modo, sin estereotipos masculinos.

¿Cómo os conocisteis?

-En el trabajo. Yo estaba en Teledeporte, un cámara enfermó y Jorge vino a sustituirlo una semana. Al irse lo eché mucho de menos, estaba muy a gusto con él, pero no sabía bien dónde encontrarlo. Al cabo de tres o cuatro semanas apareció a buscarme, él también me había echado de menos. Poco a poco empezamos a quedar y la cosa funcionó, hace ya más de veinte años.

¿No te tienta el entretenimiento?

-Sí, un programa de entrevistas o un magazine podría probarlos. Estoy abierta a cualquier proyecto porque me encantan los nuevos retos.

Fotos: Pedro Pernía.
Peluquería y maquillaje: Charly CJ.
Estilismo: Pablo Mallavia.
Agradecimientos: Teria Yabar.