Ha tocado fondo. Cristina Tárrega sufría un ataque de ansiedad justo al comienzo de Sálvame. La presentadora acudía hasta el plató el pasado martes para zanjar los rumores que apuntaban a una relación con Jesulín de Ubrique. Tras negar la mayor, la colaboradora no imaginaba que la polémica continuaría y se ha venido abajo por el sufrimiento que esto está causando a su familia, sobre todo a su madre...

Artículo relacionado

Tenía muy claro que iba a dejar la televisión. Cristina Tárrega se ponía en contacto con la dirección de Sálvame para comunicar que, de continuar hablando de esa supuesta relación con Jesulín, iba a abandonar la cadena. El trance era demasiado para la colaboradora de El programa de AR y no podía continuar así. “He estado llorando todo el rato en el baño”, confesaba nerviosa. Tárrega tan solo quería dejar claro que nunca había tenido nada con el torero y pasar página.

Lo que no imaginaba -aunque podría haberlo hecho- era que la polémica había crecido tanto que no resulta tan fácil cerrarla. A través del periodista Luis Rollán, presente en el programa, la colaboradora explicaba que había sufrido un ataque de ansiedad por el sufrimiento que estaba experimentando su madre y también su hijo. “No podía casi hablar”, aseguraba el amigo de Tárrega. Finalmente, el propio Jorge Javier llamaba a la colaboradora para interesarse por su salud.

Más tranquila, Cristina agradecía la preocupación de todos y aseguraba que había hablado con su madre y que la quería mucho. La colaboradora trataba de no entrar en más conflictos y aseguraba que no pensaba tomar acciones contra nadie, ni el programa ni sus colaboradores. "Creía que entrando ayer iba a poder entrar en la tele tranquila", explicaba por teléfono. "Tengo un hijo de 15 años y una familia".