Chicos, retiraos. El mejor regalo ya ha sido entregado. No es que hubiera ninguna competición para ver quién hacía el mejor presente a Dolores Aveiro por su 61 cumpleaños pero después de que su hijo, Cristiano Ronaldo, le entregara las llaves de su nuevo Porsche, empezamos a pensar que los hermanos debían haber establecido un máximo y un mínimo. Como cuando se hace el amigo invisible en las oficinas de cara a Navidad.

Artículo relacionado

Cristiano le ha regalado para que presuma por donde quiera de su flamante coche nuevo. Un estupendo Porsche Boxter blanco, por el que el futbolista habría pagado algo más de 60.000 euros. No está mal la chuchería. Seguro que el que mandó a Dolores un ramo de flores ahora se arrepiente de no haberle enviado la opción más grande… y es que, cualquier regalo, al lado de este, desluce.

Pero no os penséis que este ha sido un arranque generoso extraño en el portugués, no, cada vez que toca estirarse y hacer un buen regalo, Cristiano tira de talonario y le da lo mismo comprar un coche deportivo que una isla (¡!). Esto último ocurrió el verano pasado cuando Ronaldo le entregó una isla privada a su mánager, Jorge Mendes, el día de su boda. ¿Alguien más está arrepintiéndose mucho de no haber invitado al jugador merengue a la suya?

Dolores está muy orgullosa de su hijo, quien la mima con detalles como estos en los que el mensaje subyacente parece decir: “todo es poco para la madre de mis amores”. Y es que, ahora mismo, su mamaíta es la única mujer que ocupa su corazón…

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado