El corazón de Sofía Suescun se encuentra en un auténtico carrusel de emociones. El pasado jueves la gran favorita de Supervivientes 2018 se hacía con el maletín del reality de aventuras y tras una trepidante jornada, acababa por pasar la noche en la misma habitación de hotel que Alejandro Albalá.

Al día siguiente eran grabados por las cámaras de MYHYV y no quedaba claro si habían dormido juntos o no. “No quería atosigarla”, respondía Albalá dejando la duda en el aire.

Artículo relacionado

Tras este encuentro y una trifulca en el plató del mismo programa, ambos aparecían en la fiesta de ayer por separado y eran muchos los que se preguntaban si su amor se reavivaría durante el evento o si, por el contrario, se irían con otra persona. “No me voy a liar con nadie, soy hombre de palabra y al final está Sofía aquí y aunque no esté con ella tengo que respetarla”, aseguraba Albalá. A la pregunta de si iban a dormir juntos este no tenía problema en explicar que no lo sabía, que ya se vería.

Las palabras de Sofía eran las mismas que las de su exnovio: “No sé donde voy a acabar, mi madre está en un hotel, Alejandro está en otro hotel y no sé nada”. Y explicaba: “Ahora mismo tengo mucha falta de cariño, lo he pasado muy mal y solo quiero que me den mucho amor real. Estoy dispuesta a escuchar y a ver lo que pasa”.

Y al final, parece ser que el amor triunfaba y tal y como mostraba hoy Socialité, Sofía y Alejandro se iban juntos de la fiesta a la 1:30 de la madrugada. ¿Pero habían dormido juntos? Pues parece ser que sí.

El programa no ha tenido reparo en preguntarle a la madre de Sofía, Maite Galdeano, dónde había pasado la noche su hija. Esta ha confirmaba los rumores y como ya ha hecho en los últimos días, se ha mostrado en contra de la relación: “Qué depresión tengo yo ahora al enterarme de todo esto”. Además, un infiltrado del programa aseguraba que a las 12 del mediodía la joven había quedado con su madre y que finalmente no se ha presentado.

Así pues, todo apunta a que los jóvenes están dispuestos a darse una segunda oportunidad… ¿Triunfará el amor?