El 2020 ha sido un tanto complicado para Almudena Martínez, popularmente conocida como Chiqui. Los duros enfrentamientos con Borja Navarro, padre de sus dos hijas, la llevaron al límite, tanto que no dudó en llevar el caso a los tribunales: "No puedo más", reconocía completamente abatida desde 'Sálvame'.

Pero cuando parecía que todo estaba en calma, Chiqui preocupaba a todos sus seguidores al compartir una imagen desde el hospital. "Poco a poco", escribía dando a entender que está focalizada en su recuperación. Pues bien, solo unos días más tarde, la exgran hermana ha desvelado qué ha sido lo que le ha llevado al hospital.

Artículo relacionado

Chiqui, de 35 años, ha concedido una serie de declaraciones en exclusiva al portal Outdoor donde ha dado detalles de su hospitalización. La murciana tuvo que ser trasladada de urgencia al centro médico hace unos días a consecuencia de un fuerte dolor abdominal y fiebre. Allí le realizaron infinidad de pruebas para conocer el motivo del problema: “Vomitaba sangre y me imaginaba lo peor”, señalaba con el susto todavía en el cuerpo y es que "el dolor es constante e insoportable".

chiqui gran hermano

Chiqui, en la imagen que ha publicado en Instagram en la que aparece en la cama de un hospital. 

Instagram @chiquigh10

Finalmente, el equipo médico pudo dar con el foco de la infección. Chiqui tenía piedras en el riñón y debido a ello estaba sufriendo un cólico nefrítico. Tal y como ha desvelado a dicha publicación tendrá que ser operada en los próximos días: "No me quieren dejar ingresada por el tema del coronavirus. Me pusieron mucha más medicación para que intente estar en mi casa hasta el día 29 de diciembre, que tengo una intervención”, explicaba.

Conociendo el motivo de su malestar, el miedo actual de Chiqui es tener que pasar las Navidades en el hospital lejos de sus dos hijas y el resto de su familia, a quien está muy unida. A pesar de este bache de salud, la murciana no pierde la sonrisa y está deseando retomar su vida.