¡Tema que te quemas!

Chiara Ferragni y su novio protagonizan una escena de alto voltaje en Ibiza

A la bloguera y al que será su marido, el rapero Fedez, se les ha ido la mano en esto de la pasión y han acabado con un calentón de récord…

1 / 7

1 / 7

Chiara Ferragni

2 / 7

Chiara Ferragni novio. Con su novio

3 / 7

Chiara Ferragni novio. ¡Pero bueno!

4 / 7

Chiara Ferragni novio. Besitos, arrumacos

5 / 7

Chiara Ferragni novio. ¡Tema que te quemas!

6 / 7

Chiara Ferragni novio. Refrescarse

Más Sobre...

Vacaciones de los famosos Modelos Parejas famosos

Actualizado a

La pre-luna de miel se les ha ido un poquito de las manos. La it-girl Chiara Ferragni ha elegido Ibiza como destino de sus vacaciones a pocas semanas de casarse con el rapero italiano Fedez. Mucha cala, mucho yate y, claro, una cosa llevó a la otra y la pareja dio rienda suelta a su pasión en aguas del Mediterráneo. Unos besos, unos arrumacos y casi ‘tema que te quemas’. Eso sí, por suerte, podían darse un refrescante chapuzón para calmar los calores propios del verano… y de lo que no es verano.

Relacionado con esta noticia

Les quedan tres semanas para darse el ‘sí, quiero’. La bloguera Chiara Ferragni pasará por el altar con su futuro marido, el rapero Fedez, el próximo día 31 de agosto en Sicilia, el lugar de origen de su familia materna. Mientras tanto, la pareja ha aprovechado el verano para organizarse una luna de miel improvisada en Ibiza, destino ideal para todo tipo de ‘celebs’. Instalados en un lujoso yate, Chiara y Fedez no pierden ocasión para tostarse al sol y lucir sus cuerazos cultivados a golpe de gimnasio.

Provistos de una lancha, la bloguera, el rapero y un grupo de amigos se trasladó hasta una de las calas cercanas para pasar el día y darse un baño. ¡Tanta ola de calor y tanta humedad no pueden ser buenas! Sea por la emoción, por el ambientillo propio del verano o porque pensaban que estaban ajenos a las miradas, la pareja se entregó a la pasión en cuerpo y alma. Vamos, un poco más tienen que llegar alguien a pixelarles. ¡Pero bueno! Si esto no es tema que te quemas, que alguien nos lo explique.

Entre arrumacos, besos y, sí, lametones, se les fue el tiempo de las manos. Menos mal que tenían el mar cerca y pudieron mitigar los calores antes de que fuese demasiado tarde.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?