Toñi Moreno ha vuelto a hacerlo. La presentadora ha conseguido que su entrevistado se abra en canal olvidándose de las cámaras y haya compartido todo lo que le remueve sin filtros. Cayetano Martínez de Irujo ha sido su invitado en 'Un año de tu vida', el programa que presenta en Canal Sur, y el jinete no se ha callado absolutamente nada sobre su vida, su familia y hasta ha hablado de su joven novia, Bárbara Mirjan.

Artículo relacionado

El conde de Salvatierra se ha mantenido fuerte durante su charla con Toñi, pero ha acabado emocionándose varias veces: una de ellas al hablar de su madre, la recordada Cayetana de Alba, y otra al hablar del distanciamiento con sus hermanos. "Hay una cuestión emocional, que está por encima de la racional. O se trata y se trabaja o siempre esas emociones te invaden", ha explicado Cayetano.

Cayetano Martínez de Irujo emocionado

El hijo de la duquesa de Alba ha sido muy sincero con Toñi al desvelar que el origen del conflicto con sus hermanos tiene que ver con el amor que le tenía su madre, que nunca ocultó que el jinete era su ojito derecho. "Fui muy querido por mi madre y muy valorado... Y fui el escogido, me dijo tú te vas a ocupar de toda la estructura agrícola -me probó con eso-, sabía que mi ilusión era el campo. Me ha costado pagar un precio mucho más alto de lo que podría imaginar, ni en el peor de mis sueños, a nivel familiar", ha explicado Cayetano con el corazón en la mano.

Cayetano Martínez de Irujo emocionado

Toñi Moreno ha comentado en voz alta que ella nunca imaginó que Cayetano rompería la vinculación con su familia, sobre todo con su hermana Eugenia. Pero el jinete lo tiene clarísimo: "Es que no te lo esperas, es una cosa emocional, no se puede culpar, fui el escogido, el valorado y el reconocido. Me encargó una misión y la hice, fue la salvación de la Casa y de la herencia. Y permitió que todos recibieran lo que se decidió, es casi un milagro cómo conseguimos llevar a cabo esa donación", ha dicho refiriéndose a cuando la duquesa repartió su herencia en vida entre sus hijos antes de su tercera boda con el funcionario Alfonso Díez. "Yo la convencí. Eso sucedió y nada más, a partir de ahí…", ha añadido respecto al distanciamiento con su familia.

Cayetano Martínez de Irujo se siente un hombre nuevo, es feliz y está tranquilo, al fin, viviendo su propia vida, y así se lo ha hecho saber a Toñi Moreno. Eso sí, espera algún día sentarse con sus hermanos y hablarlo todo a fondo. "Estoy viviendo mi vida por primera vez, sin la Casa de Alba y el dolor que he pasado todos estos años. Vivo la vida de Cayetano, pero tengo que mentalizame, sentarme y estar preparado a que me digan cosas que no quiero oír".

Cayetano Martínez de Irujo emocionado