Desde que Victoria Federica se mudara con Jorge Bárcenas hace poco más de seis meses los encuentros con su madre son cada vez más escasos. Sin embargo, la sobrina de Felipe VI ha organizado una escapada fugaz y se ha dejado ver junto a su madre por las calles de Valladolid.

Artículo recomendado

Los 5 productos favoritos de Victoria Federica para un maquillaje de fiesta

Los 5 productos favoritos de Victoria Federica para un maquillaje de fiesta

Tal y como ha informado 'El Norte de Castilla', madre e hija pasearon por el centro de la ciudad como dos turistas más y pararon a tomar algo en una de las terrazas de la plaza Mayor. Allí compartieron risas y confidencias ajenas a las miradas de los curiosos. Pero no estaban solas... Según la citada publicación la infanta Elena y Victoria Federica estaban acompañadas de un grupo de amigos. Pero, ¿qué hacían realmente allí?

Victoria Federica y la infanta Elena

Madre e hija juntas en un encuentro en 2019

GTRES

Al parecer, la infanta Elena se limitó a contar que se trataba de una escapada "privada" y no dio más detalles al respecto por lo que se desconoce el motivo real que llevó a madre e hija hasta Valladolid este lunes.

Este reencuentro público deja patente que aunque no se ven tanto como les gustaría entre ellas existe una relación muy estrecha. Elena y Victoria comparten su pasión por la hípica, la fotografía y los toros, hobbies que la hija de la reina Sofía inculcó en sus hijos desde muy pequeños.

Artículo recomendado

Victoria Federica eclipsa a Leonor: su meteórico ascenso mientras su prima está casi desaparecida

Victoria Federica eclipsa a Leonor: su meteórico ascenso mientras su prima está casi desaparecida

Nos tenemos que remontar al pasado mes de octubre para recordar el último acto en el que madre e hija coincidieron frente a las cámaras en la plaza de toros de Las Ventas (Madrid). Desde entonces, Victoria Federica se ha convertido en toda una influencer con más de 150.000 seguidores en Instagram y habiendo protagonizado su primera portada en una revista. La infanta ha preferido mantenerse al margen del ascenso meteórico de su hija como una auténtica estrella pero no cabe duda de que tanto ella como su padre están muy orgullosos de ella.