En medio de la polémica que envuelve a la Casa Real tras la marcha de don Juan Carlos, este lunes la infanta Sofía se convertía en la gran protagonista de la jornada de estreno de los Reyes en Palma de Mallorca. El motivo no era otro que la aparatosa venda que lucía en su rodilla derecha durante su paseo por Petra (Mallorca).

Tal y como se ha informado, la joven, de 13 años, sufría este domingo una caída en el Palacio de Marivent, por la que le han dado cinco puntos. Aunque no se han desvelado detalles de cómo se produjo la caída, afortunadamente no reviste de gravedad y en apenas una semana volverá a la normalidad. Durante el paseo, la benjamina de la familia se ayudó de una muleta para caminar además de su hermana Leonor que estuvo pendiente de ella en todo momento.

Artículo relacionado

Sofía y Leonor en Petra
Gtres

Lejos de lo que pueda parecer no es la primera vez que Sofía aparece públicamente accidentada. Detrás de esa imagen de niña tranquila y precavida, los que la conocen aseguran que es un verdadero torbellino, de ahí que haya sorprendido en más de una ocasión con vendajes. Fue en 2017 cuando vimos a la hermana de la princesa de Asturias lucir una venda en la muñeca derecha durante las celebraciones del Día de la Hispanidad. En aquel momento trascendió que la nieta del rey Juan Carlos se dobló los dedos jugando al balón.

Infanta Sofía venda

A lo largo de los 10 días que la familia real pasará en Palma podremos comprobar si la rodilla de la infanta Sofía mejora o, por el contrario, necesitará de un mayor reposo.