La extrema sobriedad de Amalia de Holanda y Elisabeth de Bélgica en Londres por la que hemos echado de menos a la princesa Leonor

Amalia de Holanda y Elisabeth de Bélgica han acaparado buena parte del protagonismo en la recepción organizada por Carlos III en el Palacio de Buckingham

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Amalia y Elisabeth collage

Por tradición, a la coronación de un Rey solo deberían asistir los herederos al trono. Sin embargo, Carlos III se saltaba esta norma e invitaba a todos los representantes de las casas reales del mundo por cercanía y relaciones personales: de Felipe y Letizia a Máxima y Guillermo de Holanda, pasando por Alberto y Charlene de Mónaco, Rania y Abdalá de Jordania o Pablo y Marie Chantal de Grecia, entre otros.

La sorpresa llegaba cuando se hacía oficial que Elisabeth de Bélgica y Amalia de Holanda, como herederas al trono, sí estarían en Londres para celebrar la coronación de Carlos y Camilla. Las jóvenes hacían su aparición en la tarde de este viernes a las puertas del Palacio de Buckingham con motivo de la recepción que los reyes habían preparado para sus invitados extranjeros.

Artículo recomendado

La primera en llegar fue Elisabeth de Bélgica (21 años). Acompañada por su padre Felipe, la joven sorprendió al decantarse por un vestido extremadamente sobrio para su edad y el carácter festivo del evento. Se trataba de un diseño en color azul marino de largo midi y cuello ligeramente subido firmado por Georgio Armani al que añadió un cinturón para realzar su figura. Como complementos, unos sencillos stilettos negros de Aquazzura y un clutch rígido dorado, que contrastaba con unos imponentes pendientes de diamantes.

Elisabeth de Bélgica
GTRES

Solo unos minutos más tarde llegaba Amalia de Holanda (19 años), acompañada por su abuela, la princesa Beatriz. Dado que ninguna estará en la ceremonia en la Abadía de Westminster, no quisieron faltar a la recepción para compartir este momento tan especial con Carlos III. Siguiendo la estela de Elisabeth, la hija de Máxima de Holanda recurría a un sencillo y elegante traje azul noche de la firma italiana Marina Rinaldi. Un dos piezas compuesto por blazer cruzada y pantalón amplio que estrenó en su último retrato oficial y que esta vez combinaba con unos clásicos salones y cartera de mano a juego. La joven estuvo muy pendiente de su abuela en todo momento, a quien ayudó a subir las escaleras.

Artículo recomendado

Sin duda, una oportunidad perfecta para conocer a infinidad de mandatarios de todo el mundo y aprender de cara a su futuro como reinas. Esta no es la primera vez que Elisabeth y Amalia coinciden en un acto. Cabe recordar que ambas disfrutaron de la puesta de largo de Ingrid de Noruega por su 18 cumpleaños, la primera cena de gala de la nueva generación de la realeza europea en la que Leonor volvió a convertirse en la gran ausente.

Amalia de Holanda y su abuela Beatriz
GTRES

Los looks extremadamente sobrios de las jóvenes royals nos ha llevado a echar de menos la presencia de la princesa Leonor en un acto de esta índole, quien seguro habría apostado por el color de la misma forma que su madre. A sus 17 años, su agenda oficial sigue muy limitada y no ha tenido la oportunidad de conocer al resto de herederas.

¿Por qué no ha ido la princesa Leonor a la Coronación de Carlos III?

La presencia de las jóvenes princesas colocaba el foco en Leonor, ¿por qué no ha ido la heredera al trono de España? Aunque desde Casa Real han justificado su ausencia alegando que don Felipe y doña Letizia han sido los elegidos para representar a nuestro país, cabe recordar que la princesa de Asturias se encuentra inmersa en sus exámenes finales en el UWC Atlantic College de Gales, curso que terminará el próximo día 20. Una vez más, la primogénita de los reyes se desliga del resto de princesas en lo respectivo a sus obligaciones como herederas al trono.

Loading...