La reina Sofía no se quita el luto tras la muerte de su hermano: su último acto público lo confirma

La reina Sofía sigue con su agenda. Este fin de semana reaparecía en Huesca, acto en el que ha confirmado que de ahora en adelante vestirá de luto

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Reina Sofía
GTRES

Al mismo tiempo que el rey Juan Carlos (85 años) disfrutaba de una amena comida en París junto a Mario Vargas Llosa (86 años), la infanta Cristina (57 años) y Emmanuele Macron (45 años), la reina Sofía (84 años) reaparecía en Huesca con motivo de la inauguración de un alojamiento para trabajadores temporeros y personas en situación de exclusión social, en colaboración con la fundación que lleva su nombre y Cáritas España.

Artículo recomendado

La reina Sofía viaja de incógnito a París días antes de la llegada de don Juan Carlos

Reina Sofía

Por tercera vez consecutiva desde que despidiera a su hermano Constantino de Grecia en un multitudinario adiós en Atenas el pasado 16 de enero, doña Sofía ha optado por un estilismo completamente negro, lo que nos confirma que ha decidido vestir de luto en signo de respeto, y que pone de manifiesto que no estaría atravesando un buen momento. La madre de Felipe VI lució un estilismo formal y cómodo compuesto por jersey y pantalones de corte amplio que completó con un plumas de largo 3/4 y bufanda, todo negro.

La reina Sofía en Huesca

La reina Sofía sigue con su agenda institucional en Huesca

GTRES

Doña Sofía ha hecho de tripas corazón y ha recuperado sus compromisos públicos. Tras su amable sonrisa, un corazón completamente roto. La reina emérita escuchaba con atención las palabras del arzobispo que ha supuesto la apertura de este alojamiento que hará tanto bien a decenas de trabajadores.

Artículo recomendado

El traje de raya diplomática de la reina Letizia es tendencia y la mejor inspiración para los looks de oficina

Letizia

La muerte de Constantino de Grecia, un golpe muy doloroso para la reina Sofía

Solo hay que recordar como doña Sofía no pudo evitar derramar las lágrimas en el último adiós a su querido hermano. Sofía y Constantino estaban muy unidos, y su muerte ha ocasionado un enorme vacío en la madre de Felipe VI. De hecho, la reina emérita amplió su estancia en Grecia con el único objetivo de pasar tiempo al lado de su cuñada y sus sobrinos.

Ni la distancia, ni el paso del tiempo, ni las polémicas familiares, como la que enfrentó a la reina Letizia con Marie Chantal en 2018, rompieron ese vínculo fraternal que ha permanecido intacto hasta el último día. Como hermana mayor, Sofía siempre estuvo al tanto de todo lo que le pasaba a su hermano, sobre todo en los últimos años en los que la salud de Constantino se vio muy deteriorada. Aunque el contacto telefónico nunca les ha faltado, eran habituales los viajes de Sofía y su hermana Irene a Grecia para pasar tiempo con él, y disfrutar de su compañía. Días en los que seguro aprovechaban para ponerse al día de todo lo que acontecía en sus respectivas familias, y en el mundo.

Loading...