Como la gran melómana que es, la reina Sofía no se ha perdido esta misma tarde el concierto en el Palacio Real de Madrid de la agrupación de cuerda Ensemble Praeteritum. Se trata de un homenaje a las víctimas del Holocausto, organizado por Patrimonio Nacional, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y el Centro Sefarad-Israel.

A las 19.30 de este martes, la reina Sofía llegó al Palacio Real en compañía de su inseparable hermana, la Princesa Irene de Grecia. Antes de arrancar el concierto que presidía, la reina madre saludó a tres supervivientes del exterminio nazi.

Reina Sofía y la Princesa Irene en el concierto homenaje a los fallecidos en el Holocausto

Fue el pasado 27 de enero cuando se cumplieron 75 años de la liberación del campo de Auschwitz-Birkenau y para homenajear a los fallecidos, y en el marco del Mes de la Memoria del Holocausto que organiza el Centro Sefarad-Israel, en estos días se están celebrando varios actos como el de este martes.

Durante el recital, que ha tenido lugar solo un día antes del funeral de la Infanta Pilar, también se hizo un guiño al músico Fritz Kreisler, perseguido por el régimen nazi. Los músicos interpretaron una de sus composiciones más conocidas, Liebesleid.

La primera vez de Felipe y Letizia

El lunes 27 de enero, los Reyes de España han protagonizado un hecho histórico con motivo de la Ceremonia de conmemoración del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau. Don Felipe y doña Letizia visitaron el centro de exterminio nazi, al menos, de una manera oficial. Y lo han hecho treinta años después de la visita que realizaron a ese mismo lugar el rey Juan Carlos y la reina Sofía en octubre de 1989, cuando lo recorrieron con motivo de una visita oficial a Polonia. El entonces jefe del Estado aseguró sentirse "sinceramente impresionado, conmovido y emocionado" ante las huellas del exterminio nazi.