De regreso en Madrid tras su viaje fugaz a Murcia junto a su marido y sus dos hijas, la reina Letizia ha terminado su semana de trabajo este viernes 23 de abril en compañía de Felipe VI en un acto conmemorativo por el Día Internacional del Libro, un día especial para la consorte como buena lectora.

Los Reyes llegaban al Instituto Cervantes alrededor de las 11 de la mañana. Para la ocasión, doña Letizia rescataba de su armario un diseño de punto azul firmado por Massimo Dutti que es difícil de olvidar, prenda estrella esta temporada. Se trata de un vestido de canalé con corte midi, escote pico y cinturón lazo, ideal para trabajar como en el caso de la Reina o bien para impresionar en cualquier cita y cuyo precio era de 79,95 euros.

Artículo relacionado

La reina estrenó este diseño en una de sus primeras salidas al exterior tras la cuarentena obligatoria a consecuencia del coronavirus y esta vez le ha dado una nueva vida al combinarlo con un elegantísimo abrigo blanco de Felipe Varela que colocaba sobre sus hombres. Un detalle con el que realza su pasión de la moda y es que la prenda exterior blanca es un imprescindible esta primavera.

Letizia

La reina Letizia a su llegada al Instituto Cervantes

Gtres

Los zapatos también son diferentes a los que escogió hace un año. Esta vez se ha decantado por unos stilettos azules con estampado de serpiente de Magrit a juego con la cartera de mano. Respecto a las joyas, ha rescatado los aros de oro blanco y diamantes de Bvlgari, además, por supuesto de su anillo de Karen Hallam. Con este acto cultural, los Reyes ponen punto y final a una semana de trabajo marcada por su viaje familiar a Murcia.