Cuando todo el país habla del paso al frente de Victoria Federica como una auténtica estrella, los Reyes han reaparecido este mediodía a las puertas del Palacio de la Zarzuela con motivo del almuerzo que han organizado en honor al Presidente de la República Islámica de Mauritania, Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani y la Primera Dama, Mariem Fadel Dah.

Artículo recomendado

La reina Letizia vuelve con las manos llenas de León: el obsequio que ha recibido en su vista

La reina Letizia vuelve con las manos llenas de León: el obsequio que ha recibido en su vista

Aunque generalmente las instantáneas de este tipo de actos se suelen tomar a las puertas de palacio, en esta ocasión hacían una excepción y posaban desde uno de los salones de Zarzuela. A pesar del día gris que hacía en la capital, doña Letizia le ha dado un toque de color gracias al elegante y sobrio diseño de color verde azulado que estrenó durante su último día en Suecia hace apenas cuatro meses.

Se trata de un vestido de largo midi, escote cruzado, mangas ligeramente abullonadas y favorecedora silueta 'nido de abeja' con cintura ligeramente drapeada que pertenece a la firma sevillana Cherubina y que de la misma manera que aquel día ha combinado con unos sencillos salones de color negro.

Reyes almuerzo
Casa Real

Este vestido tiene mucha historia detrás de si y es que fue el que llevaba cuando el contenido de su bolso quedó desparramado por el suelo. Un "error" de protocolo que nos permitió conocer un poco más de la Reina. Aunque últimamente nos deleita con diferentes recogidos o unas ondas más marcadas, en esta ocasión ha lucido su melena suelta en su versión más natural.

Con este acto más distendido en el que han podido conocer un poco más de este país africano, doña Letizia da por concluida su agenda pública esta semana en la que exclusivamente la pudimos ver el martes con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Raras.