En los últimos días las alarmas sobre la salud de la reina de Inglaterra han sido constantes.Isabel II ha tenido que cancelar varios actos e incluso tuvo que ser ingresada en el hospital King Edward VII de Londres. A sus 95 años son pocas las ocasiones en las que la monarca británica ha anulado compromisos profesionales y en las que ha tenido problemas médicos. Por eso cuando sucede algo similar a esto, la preocupación es máxima. Pero ahora esa preocupación ha comenzado a bajar porque Isabel II ya ha recibido el alta hospitalaria y se le ha visto ni más ni menos que conduciendo por los jardines del castillo de Windsor.

Artículo recomendado

Kiko Matamoros nos abre las puertas de su espectacular gimnasio en casa

Kiko Matamoros nos abre las puertas de su espectacular gimnasio en casa

Isabel II, desde que comenzó la pandemia, ha encontrado en el castillo de Windsor en el lugar en el que estar tranquila y cuidarse. Ha sido allí donde ha decidido marcharse tras su paso por el hospital, y aunque todavía no ha regresado al trabajo, ya está disfrutando de algunos de sus placeres para recargar pilas de la mejor forma. Y uno de los más curiosos es el de conducir. A sus 95 años Isabel II sigue conduciendo sus vehículos por sus residencias oficiales. Esta vez ha conducido un Jaguar y este momento ha supuesto su reaparición tras su paso por el hospital. Para la ocasión se ha puesto en la cabeza uno de sus pañuelos, algo que suele hacer en salidas como esta en una época del año en la que ya refresca.

Isabel II

Isabel II al volante de su coche.

Cordon Press

Por ahora, Isabel II seguirá sin acudir a compromisos profesionales. La reina de Inglaterra tiene una baja médica de dos semanas en las que estará reposando en el castillo de Windsor. Pero esto no quiere decir que no vaya a trabajar, todo lo contrario. La monarca británica va a llevar a cabo diferentes tareas desde su despacho, participará mediante vídeos en algunos eventos y va a estar al tanto de todos los pasos que dé la familia real británica.