Grandes noticias para Mónaco. La casa real monegasca ha publicado un comunicado en el que ha informado que la princesa Charlene regresa a casa para terminar de recuperarse junto a su marido, el príncipe Alberto, y sus hijos, los mellizos Jacques y Gabriella, a los que no veía desde la pasada Navidad. La princesa, por fin, se ha reunido con su familia y esta vez es para quedarse, aunque todavía necesita "paz y tranquilidad", tal y como reza en el escrito que ha difundido el Principado este sábado.

Artículo recomendado

La reina Letizia cambia los vaqueros por su versión más sofisticada en su segunda aparición en La Palma

La reina Letizia cambia los vaqueros por su versión más sofisticada en su segunda aparición en La Palma

"Como resultado de la alentadora recuperación de la princesa Charlene y la aprobación de los médicos, la princesa continuará su convalecencia en el Principado, con su esposo y sus hijos (...). En las próximas semanas la princesa fortalecerá su salud para reanudar cuanto antes sus deberes y compromisos oficiales", dice el comunicado. La familia real de Mónaco ha pedido "respeto" para el entorno de Charlene pero sí ha confirmado que la esposa de Alberto II retomará su agenda y que será relativamente pronto.

Ha pasado ya más de un año desde que la mujer del príncipe Alberto viajara a Sudáfrica donde comenzaron sus serios problemas de salud. Tuvo que permanecer en su país natal por la grave infección de oídos que sufrió durante su estancia y fueron muchísimos los rumores que circularon en torno a su estado de salud. El pasado mes de noviembre Charlene regresó a Mónaco pero para sorpresa de todos apenas estuvo unos días en casa para mudarse a Suiza para ingresar en una clínica, donde se ha estado recuperando de la fatiga acumulada por su larga convalecencia.

Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco

Alberto de Mónaco junto a sus hijos Jacques y Gabriella.

Palais Princier de Monaco

Ahora, ya más recuperada, Charlene vuelve a ocupar su puesto de princesa consorte y, sobre todo, a estar junto a sus pequeños, los mellizos Jacques y Gabriella, los que son su mayor motor y motivación. Los hermanos no han dejado de enviar mensajes de amor para su mamá que ya está en casa junto a ellos.