Ha despertado toda la expectación posible. El rey Juan Carlos regresaba a España después de dos años instalado en Abu Dabi con la excusa de participar en las regatas de la Copa del Rey de Vela celebrada en Sanxenxo. Tras ser recibido por su hija, la infanta Elena, y por su íntimo amigo Pedro Campos, el rey emérito por fin habló a los medios de comunicación. Fue poco antes de dirigirse al muelle para embarcar, un día más, en el 'Bribón' y un día después de haber podido ver jugar a su nieto, Pablo Urdangarin, en Pontevedra.

Artículo recomendado

El rey Juan Carlos, ya en España, pone rumbo a Sanxenxo casi dos años después de su marcha a Abu Dabi

El rey Juan Carlos, ya en España, pone rumbo a Sanxenxo casi dos años después de su marcha a Abu Dabi

En su tercera jornada de regatas en Sanxenxo, el rey Juan Carlos volvió a embarcar en el 'Bribón', en un día en el que sí hubo competición. Con todos los medios de comunicación pendientes de él, el emérito respondió a algunas de las preguntas que le hicieron los reporteros. Eso sí, no sabemos si don Juan Carlos, que ya tiene 84 años, es un poco duro de oído o prefirió 'hacerse el sueco' ante las cuestiones de los periodistas, pues todos sabemos del carácter socarrón del padre del Rey. La pregunta principal fue si tenía ganas de reencontrarse con su hijo, mañana en la Zarzuela. Su respuesta no tiene desperdicio.

Ha roto su silencio tras una pausa de años. El rey emérito cumplía uno de sus grandes sueños al lograr regresar a España tras su marcha a Abu Dabi. Con los asuntos legales que le rodean ya en calma, el rey Juan Carlos ha tomado la decisión de volver a pisar territorio nacional. Con la compañía de su hija, la infanta Elena, y su amigo Pedro Campos, cuyo hogar ha hecho suyo durante esta visita, el emérito se encuentra de vuelta.

Si quieres oír sus primeras palabras, ¡dale al PLAY!.