Apenas quedan unos días para que la princesa Eugenia y Jack Brooksbank den la bienvenida a su primer hijo en común. Según han publicado varios medios británicos, la nieta de Isabel II dará a luz durante este mes de febrero, por lo que en el palacio de Buckingham ya está todo listo para recibir a un nuevo biznieto de la monarca. Un evento que no vivían desde el nacimiento del hijo del príncipe Harry y Meghan Markle, el pequeño Archie Harrison.

Artículo relacionado

La llegada del pequeño de la princesa Eugenia podría ser muy diferente a lo que la casa real británica está acostumbrado. Por lo general, lo que no va a cambiar es que la reina Isabel II será la primera en enterarse del nacimiento del bebé y, posteriormente, se colocará un cartel fuera del palacio de Buckingham en el que se anunciará la buena noticia.

Eugenia de York y Jack Brooksbank

Eugenia de York y Jack Brooksbank esperan su primer hijo en común.

Gtres

Sin embargo, a partir de este momento todo podría cambiar. Por lo general, los bebés de la realeza se suelen bautizar en privado alrededor de tres o cuatro meses después de su nacimiento. No obstante, la princesa Eugenia podría romper esta tradición con su pequeño y seguir los pasos de sus padres.

La princesa Eugenia fue la primera miembro de la familia real que tuvo un bautizo público, que se celebró en diciembre de 1990 en Sandringham. Sus padres, el duque de York y Sarah Ferguson, decidieron que esto ocurriera durante el servicio religioso dominical regular.

Artículo relacionado

Antes, eso sí, se conocerá el nombre del recién nacido, que por el momento es todo un misterio. Los corredores de apuestas ingleses ya se están inclinando por algunos tradicionales como Alice y Arthur, que son los favoritos en la actualidad. Unos apelativos que también se alzaron como los preferidos para otros bebés reales, como los hijos del príncipe Guillermo y Kate Middleton o Meghan Markle y el príncipe Harry.