Este fin de semana (casi) toda la familia real griega se ha dado cita en Atenas con motivo de un nuevo funeral en recuerdo al rey Constantino al que no ha faltado su familia y algunos amigos que no tuvieron la oportunidad de asistir el pasado 16 de enero. La reina Ana María (76 años), arropada por todos sus hijos Pablo, Alexia, Philippos, Nicolás y Teodora, y tres de sus nietos: Olympia, Achileas y Odysseas, encabezaba la marcha con rumbo a la Catedral Metropolitana de la ciudad.

Artículo recomendado

La reina Sofía y las infantas Elena y Cristina, en Atenas para asistir al funeral por Constantino

Reina Sofía, infanta Elena e infanta Cristina

Ha sido este último quien ha protagonizado uno de los momentos más afectuosos y tiernos del día. A su salida del templo, el cuarto hijo de Pablo y Marie Chantal le ofrecía su brazo a la reina Sofía (84 años) para ayudarle a bajar las escalinatas. Odysseas (18 años), haciendo gala de su simpatía y espontáneidad, se ha mostrado muy atento con la monarca haciendo gala de su buenísima relación al compartir risas y confidencias.

Reina Sofía y Odysseas

La reina Sofía muy cómplice con Odysseas, hijo de Marie Chantal y Pablo de Grecia

GTRES

A pesar de la distancia que les ha separado, doña Sofía siempre ha estado muy unida a su familia y, a la vista está, que eso se ha extrapolado también a los hijos de sus sobrinos. De la misma forma que Odysseas se ha centrado en la madre de Felipe VI, su hermano Achileas hacía lo propio con la princesa Irene que se encontraba a su lado.

Tras la ceremonia, los 250 invitados fueron agasajados con un café informal en la Fundación Stavros Niarchos, y por la noche, la familia real helena organizó una cena como agradecimiento en el Hotel Gran Bretaña. La conmemoración llegaba a su fin este domingo con su visita al cementerio de Tatoi donde inauguraron la tumba donde se encuentran los restos mortales del rey Constantino. En la lápida, además de su nombre y títulos nobiliarios, la familia quiso que quedara constancia a que fue campeón olímpico, un largo texto que concluía con un pasaje del Evangelio: "Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él".

Artículo recomendado

Pablo y Marie Chantal de Grecia recuperan poco a poco su vida con nuevas funciones a la vista

Pablo de Grecia y Marie Chantal

Sofía, Irene y Achileas

Sofía e Irene junto al príncipe Achileas, hijo de Marie Chantal

GTRES

Todo sobre Odysseas Kímon de Grecia

Odysseas de Grecia es el cuarto hijo de los príncipes Pablo y Marie-Chantal. Su llegada al mundo fue complicada, ya que la empresaria perdió tanta sangre en el parto que su vida llegó a correr peligro. Afortunadamente todo quedó en un susto y este episodio unió mucho a madre e hijo.

Al igual que sus hermanos, vivió su infancia feliz en Londres, y tenía 14 años cuando se mudó a Nueva York junto a toda su familia, ciudad en la que reside desde entonces y donde ha comenzado su andadura como diseñador siguiendo los pasos de su madre. Odysseas es el protagonista de uno de los momentos más duros en la vida de Marie Chantal, fue ella misma quien narró con todo lujo de detalles en su blog como su hijo sufrió un ataque anafiláctico tras comer sushi que le podría haber costado la vida. Afortunadamente, todo quedó en un susto.

Con solo 18 años, ha creado su propia marca de ropa, una colección que bautizaba con el nombre de 'Gallows Humour' y refleja su personalidad juvenil y urbana a través de prendas básicas y desenfadadas. "Ser positivo no significa ignorar lo negativo. Ser positivo significa sobreponerse a lo negativo", dice Odysseas sobre la filosofía de su filosofía de vida.