La ausencia de Charlene de Mónaco en la festividad de Santa Devota celebrada este miércoles ha vuelto a ser noticia pero esta vez la Casa Real monegasca ha contraatacado con un breve comunicado hablando del estado de salud actual de la princesa para así evitar especulaciones. "La convalecencia de Su Alteza Real continúa de manera satisfactoria y muy alentadora", así empieza un texto tranquilizador en el que se habla de manera específica los cuidados que tiene que llevar a cabo la mujer del príncipe Alberto para solventar la fuerte infección que padece desde hace meses.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco, la gran ausente de la tradicional procesión de Santa Devota con Jacques y Gabriella como protagonistas

Charlene de Mónaco, la gran ausente de la tradicional procesión de Santa Devota con Jacques y Gabriella como protagonistas

"Su recuperación, así como el seguimiento de sus cuidados bucodentales aún necesitan de varias semanas", frase que, por primera vez, le pone fecha a la posible vuelta de Charlene a Mónaco junto a su marido y sus hijos.

El comunicado prosigue con varias líneas que tienen como objetivo principal dejar muy claro que a pesar de la situación tan delicada en la que se encuentra, Charlene sigue firme en sus compromisos institucionales con el pueblo monegasco: "Ella está, junto a su esposo, muy unida a todos los monegascos y residentes con motivo de estas celebraciones. Tan pronto como su salud lo permita, la princesa volverá a compartir momentos de felicidad con ellos". Finalmente, concluye volviendo a hacer una llamada a la intimidad: "Durante este período, la pareja real pide que su vida privada y la de sus hijos sigan siendo respetados".

Cabe recordar que fue hace justo un año cuando Charlene asistía a la tradicional procesión de Santa Devota junto a su marido y sus dos hijos. Un acto más que finalmente se convirtió en el último acto oficial antes de su viaje a Sudáfrica que desencadenó en una enfermedad que arrastra hasta nuestros días.