El príncipe Harry y Meghan Markle ya están en Estados Unidos. Tras protagonizar tan solo una aparición pública junto al resto de los miembros de la familia real británica, los duques de Sussex ni tan siquiera esperaron a que terminaran las celebraciones por el Jubileo de Platino de Isabel II y pusieron rumbo a California este pasado domingo. Mientras que todas las miradas estaban puestas en el gran desfile en honor a la monarca, la pareja se marcaba una salida ‘a la francesa’ y abandonaban el país intentando pasar lo más desapercibidos posibles, según han publicado los diarios británicos.

Artículo recomendado

Se filtra cómo fue el cumple de Lilibet después de que los Sussex pongan rumbo a California

Se filtra cómo fue el cumple de Lilibet después de que los Sussex pongan rumbo a California

En concreto, Meghan Markle y el príncipe Harry se trasladaron en coche junto a sus hijos desde Frogmore Cottage hasta el aeropuerto de Farnborough, al oeste de Londres, para coger un avión privado rumbo a Santa Barbara. Allí se fotografió al duque de Sussex dentro de un Range Rover negro con gesto muy serio, además de ver cómo se descargaban algunas de sus pertenencias.

Meghan Markle Harry
Getty

Todo para poner fin a un viaje de cuatro días en el que ambos han mantenido un perfil muy bajo –hasta el punto de que ni tan siquiera han aparecido con Archie y Lilibet– y que no ha salido nada barato a la pareja. Según ha publicado el diario ‘The Sun’, el viaje de ida y vuelta desde California a Londres de Meghan Markle y el príncipe Harry junto a sus hijos habría costado casi 188.000 euros. Un precio que, eso sí, no queda claro si lo han pagado ellos.

Artículo recomendado

Meghan y Harry, excluidos de nuevo de un acto tras la misa de Acción de Gracias del Jubileo

Meghan y Harry, excluidos de nuevo de un acto tras la misa de Acción de Gracias del Jubileo

Un viaje a Reino Unido durante el que la pareja ha intentado mantener un perfil bajo, pero que ha supuesto un primer acercamiento con la casa real británica tras más de dos años de desavenencias. Durante el mismo, han protagonizado su primer (y único) acto junto a los Windsor e Isabel II ha podido conocer a Lilibet Diana. Habrá que esperar, eso sí, para saber si esta visita pone fin a su distanciamiento y se repite en los próximos meses.