El príncipe Harry y Meghan Markle han vuelto a dar muestra hoy de su lado más distendido. El matrimonio se encuentra pasando unos días en Europa con motivo de los Juegos Invictus, una competición muy importante para el duque de Sussex puesto que es patrono de la misma. Harry tenía clarísimo que en cuanto pasara la pandemia acudiría a esta cita con el deporte que tanto significa para él. Algo que la actriz sabe a la perfección y por eso no ha dudado en hacer este viaje con él.

Artículo recomendado

Meghan Markle, impecable con el traje blanco oversized tendencia de primavera que sienta bien a todas

Meghan Markle, impecable con el traje blanco oversized tendencia de primavera que sienta bien a todas

Si ayer aparecieron con un aspecto más formal para el pistoletazo de salida de los Juegos Invictus, esta mañana Harry y Meghan han lucido más informales para acudir al lugar de La Haya en el que se celebra esta cita. La duquesa de Sussex ha ido comodísima y con estilazo con unos jeans, camiseta básica una chaqueta, y el pelo recogido en una coleta. Conjuntados al ir los dos con tonos oscuros y neutros, han dado buena cuenta de su lado más distendido hablando amigablemente con algunos de los participantes del evento. Saludos, palabras, risas y emoción han estado muy presentes durante su estancia allí.

Príncipe Harry y Meghan Markle

El príncipe Harry y Meghan Markle.

Gtres

Entre ellos también ha habido gestos de complicidad. Intercambio de miradas, risas, conversaciones sobre lo que estaban viendo y gestos de disfrute han marcado esta aparición tan comentada del príncipe Harry y Meghan Markle.

Harry y Meghan

Harry y Meghan, muy cómplices.

Gtres

Además, este viaje está siendo de lo más significativo porque ha supuesto el reencuentro de Harry y Meghan con Isabel II. Antes de viajar a La Haya, el matrimonio hizo parada en Londres para reencontrarse con la monarca después de muchos meses y en un momento en el que ella ha pasado por un bache de salud debido al coronavirus. De lo que no hay constancia es de que sus hijos hayan viajado con ellos, así que parece que Isabel II tendrá que esperar con este reencuentro.