Si algo ha demostrado Kate Middleton a lo largo de sus años como miembro de la familia real británica es que se siente muy a gusto en los actos en los que está rodeada de niños. Algo que ha vuelto a dejar patente este pasado miércoles 9 de noviembre, cuando la princesa de Gales se desplazó hasta Hillingdon para visitar el Centro Infantil Colham Manor. Allí, la mujer del príncipe Guillermo dejó uno de los momentos más tiernos que le hemos visto en los últimos meses.

Artículo recomendado

El sutil cambio de look con el que Kate Middleton se acerca a las Kardashian

El sutil cambio de look con el que Kate Middleton se acerca a las Kardashian

Durante su visita al centro, Kate Middleton no dudó en pararse a hablar con un pequeño de tan solo tres años. Como es habitual en ella, la princesa de Gales se agachó para mantener la conversación con el niño, llamado Akeem, con quien se mostró de lo más cercana.

Al saludarse, el pequeño le preguntó a la princesa de Gales que cómo se llamaba, ante lo que ella aseguró que Catherine. Una respuesta que al pequeño le pareció “ok”, lo que desató las risas de todos los allí presentes.

Sin embargo, su conversación no quedó ahí, ya que el pequeño se fijó en la amapola roja que Kate Middleton llevaba sobre su abrigo. En concreto, la princesa de Gales lucía la Remembrance Poppy, un símbolo que se utiliza en Gran Bretaña y en el resto de países de la Commonwealth cada 11 de noviembre para conmemorar el Remembrance Day.

Al ver que el pequeño se fijaba en su amapola, Kate Middleton le preguntó si él tenía un broche como el suyo, a lo que el pequeño respondió que aún “no había encontrado uno”. Entonces, la princesa de Gales le dijo que si querría tener la suya, ante lo que el niño no dudó ni un segundo. “Sí”, respondió tajante. Dicho y hecho, en un gesto de lo más especial, la mujer del príncipe Guillermo se desprendió del pin y se lo dio a Akeem.

Artículo recomendado

Así es Emma Probert, la 'sombra' de Kate Middleton que ahora ha sido condecorada por su trabajo

Así es Emma Probert, la 'sombra' de Kate Middleton que ahora ha sido condecorada por su trabajo

Ya con la amapola en la mano, Akeem también le preguntó a Kate Middleton que si sabía que era y ella le explicó que es “para recordar a todos los soldados que murieron en la guerra”. Además, la princesa de Gales dejó claro que es madre de tres hijos pequeño, ya que quitó la parte punzante del pin y preguntó quién era la progenitora o profesora del niño para que pudiera guardarla y que así no se hiciera daño.