Con la misma expectación y sin hacer declaraciones. Iñaki Urdangarin volvía esta misma mañana al Hogar Don Orione para continuar con su voluntariado. El ex duque de Palma retomaba sus salidas de la cárcel donde cumple su pena para integrarse en el grupo de trabajadores del centro. Con una mochila más abultada que en su primer día, Urdangarin se mostraba igual de sonriente y tranquilo, aparentemente ajeno al recurso de la fiscalía que pretende revocar el permiso especial del que disfruta…

Artículo relacionado

Iñaki Urdangarin vuelve a estar en la cuerda floja. El marido de la infanta Cristina lograba su primer permiso para salir de prisión tras catorce meses de privación de libertad y no podía ocultar su satisfacción. El ex duque se integra en el centro Hogar Don Orione como un voluntario más, sin mayores privilegios pero tampoco restricciones a la hora de, por ejemplo, recibir visitas. Un paso importante que termina con su aislamiento en prisión.

Con todo, podría ser que estas salidas del ex jugador de balonmano tuviesen las horas contadas. La fiscalía provincial de Valladolid ha recurrido el auto por el que se concedía este permiso especial al entender que no solo no se cumplen los requisitos legales, sino que no existe un programa específico de tratamiento. A la espera de la decisión judicial, Urdangarin continúa con el cumplimiento de su voluntariado.