Está decidido. La princesa Aiko de Japón, única hija del emperador Naruhito, jamás accederá al trono. La decisión ha estado años en el aire pero, finalmente, el hermano menor del mandatario, el príncipe Akishino (o Fumihito), se convertía en el heredero imperial el pasado mes de abril.

Artículo relacionado

Por lo tanto, el joven Hisahitose convertía en segundo en la línea de sucesión. Este pasado 6 de septiembre, el joven cumplía 14 años, y le hemos podido ver junto a su progenitor en una "casera" clase de fotografía de naturaleza. La Casa Imperial aprovechaba esta salida para realizar diferentes retratos oficiales padre e hijo con los que mostrar cómo ha crecido el precoz heredero.

Akishino e Hisahito de Japón
Gtres

La sesión se ha realizado por los jardines de su residencia en Tokio, un agradecido -y seguro- escenario, lejos de cualquier peligro de contagio por covid-19. Cámara en mano, Hisahito ha enfocado su futuro junto a su padre, aprovechando esta fecha tan especial para él.

Se trata del primer miembro imperial en romper la tradición y asistir a otra escuela que no fuera Gakushūin. Actualmente ha iniciado segundo año de secundaria en Ochanomizu y, al igual que su prima, la princesa Aiko, ha recibido graves amenazas en el colegio.

Akishino e Hisahito de Japón
Gtres

El príncipe Hisahito, el virtuoso, para hacer honor a su nombre, tiene dos hermanas mayores, la princesa Mako, de 28 años, y la princesa Kako, de 25.

Nacido dos semanas antes de lo previsto, el joven venía al mundo el 6 de septiembre de 2006 por una intervención de cesárea a su madre, la princesa Kiko. Lo hacía en una clínica privada de Tokio, y su cordón umbilical fue donado al Banco de Cordones Umbilicales de Japón, para su uso público.