Hace menos de una semana que España entera quedaba totalmente consternada por el incendio que sacudía a un edificio en Campanar. No solo Valencia era testigo de un terrible acontecimiento, sino que todo nuestro país presenciaba en directo a través de la televisión la desgracia que atizaba a la ciudad del Turia. Por ello, tanto Letizia (51 años) como Felipe VI (56 años) se han desplazado hasta la zona afectada para comprobar de primera mano el alcance de lo ocurrido.

Los monarcas españoles siempre han mostrado su faceta más humanitaria en este tipo de actos. Este es el motivo principal por el que no han dudado en modificar su agenda institucional para poder estar cerca de todos los afectados por esta adversidad. Además, también han querido mostrar su apoyo a todos los que han colaborado, en mayor o menor medida, a las labores de extinción del incendio del edificio que ha provocado unos daños incalculables.

Letizia y Felipe primero han visitado el Palau de la Música de Valencia, donde han podido saludar y escuchar atentamente algunos de los relatos de aquellas personas que han visto cómo sus viviendas quedaban totalmente calcinadas y lo perdían todo en cuestión de minutos. Los padres de la princesa Leonor (18 años) no han dudado en mantener una conversación con los afectados, a pesar de que no haber trascendido las palabras de ánimo que han intentado dar a todos los afectados.

Artículo recomendado

Giro en el caso Antonio Tejado: su abogado se desmarca de la sospecha de la Guardia Civil que puede afectar a su imputación

Antonio Tejado

La conmoción de la reina Letizia

El siguiente paso era acudir directamente al barrio de Campanar, donde se encontraba el bloque que rápidamente fue devorado por las llamas. Los reyes ya habían expresado su luto y su dolor por toda la situación vivida, alegando que “el luto de toda Valencia es el luto de toda España”. Sin embargo, no han querido quedarse en eso y han procedido a hablar con más víctimas de esta tragedia en el lugar de los hechos.

Primero han ido saludando a todos aquellos que formaron parte de esa labor de extinción del incendio, así como todo lo relativo a la ayuda con las víctimas. Tras saludar uno a uno, los monarcas se han quedado un momento hablando con los bomberos que procedían a explicarle lo ocurrido el pasado jueves, un mal sueño del que a muchos les está costando despertarse debido a la gravedad de la situación.

Artículo recomendado

Los reyes Felipe y Letizia, muy afectados, llegan a Valencia para apoyar a las víctimas del incendio en Campanar

Letizia y Felipe VI

De hecho, ha sido en ese momento donde hemos podido ver a la reina Letizia con un gesto de conmoción total mientras escuchaba el relato estremecedor de uno de los bomberos. A la vez que este le iba explicando todo lo acontecido, el rostro de la mujer de Felipe se volvía más sobrecogedor, escuchando atentamente y sin perder ningún tipo de detalle de todo lo que tenían que contarle de primera mano los operarios que participaron en este incidente.

Letizia y Felipe muestran su apoyo a Valencia

Desde el primer momento los reyes de nuestro país han mostrado su total preocupación por esta tragedia. “Siguiendo con preocupación la evolución del incendio de dos edificios en Valencia. Máximo apoyo a los servicios de emergencias que trabajan para extinguir el fuego, los mejores deseos de recuperación a los heridos y que no haya más víctimas. Nuestro corazón está con los valencianos”, fue la primera reacción que tuvieron nada más darse a conocer la noticia.

Aparte de eso, cuando han llegado este lunes al evento los dos lo han hecho con el mismo rostro serio y totalmente compungidos ante esta situación que ha devastado a familias completas, sufriendo además la pérdida y lamentando los diez muertos y las decenas de heridos. En cualquier caso, Letizia vestía de riguroso negro, en señal de luto con los vecinos valencianos y mostraba también su respeto por todos los que un día fueron sus compañeros de profesión y estaban cubriendo el evento en la capital de la Comunidad Valenciana.