La familia real británica está celebración. Este miércoles 10 de junio, Felipe de Edimburgo cumple 99 años, una cifra nada desdeñable, sobre todo, después de los últimos problemas de salud que le llevaron a estar ingresado el pasado mes de diciembre, días antes de la festividad de Navidad.

Artículo relacionado

Totalmente recuperado y disfrutando de su retiro en el Castillo de Windsor, donde se encuentra confinado junto a la reina Isabel II durante el periodo de emergencia sanitaria, la casa real compartía un bonito retrato de la pareja en los jardines de dicho castillo. La instantánea, tomada la semana pasada, tal y como indica el mensaje es el claro ejemplo de que el matrimonio se encuentra a las mil maravillas.

Vestido con traje de doble botonadura dorada y corbata a rayas, el duque desmiente así los últimos rumores que hablaban de su mala salud. A su lado, Isabel II con un vestido estampado con flores amarillas y sin dejar a un lado su característico collar de perlas.

Isabel II y Felipe de Edimburgo

El marido de la reina Isabel decidía echarse a un lado hace ya tres años al hacer pública su retirada de la vida pública, un gesto que fue apoyado por toda la familia. Desde entonces son escasos los eventos en los que se ha dejado ver. El príncipe inglés vive a caballo entre Wood Farm, residencia campestre de Sandringham, y el Castillo de Balmoral donde suelen disfrutar de los meses de verano.

Los primeros en felicitarle eran los duques de Cambridge junto a una imagen inédita con Kate Middleton y otra con Guillermo: "Deseamos un feliz 99 cumpleaños", cita el texto. Por su parte, su hijo, el príncipe Carlos hacía un repaso de la vida de su padre con infinidad de imágenes en blanco y negro: "Le deseamos un muy feliz cumpleaños", ha escrito.

Felipe de Edimburgo pasará este día tan especial en el Castillo de Windsor en compañía de la reina Isabel y no se prevé que reciba visitas de ningún miembro de la familia.