Se trata de una fecha muy especial, y es que no todos los días un monarca cumple 60 años. Será el próximo 15 de abril cuando Felipe de Bélgica celebre sus seis décadas de vida, y lo hará por todo lo alto compartiendo fiesta con los coetáneos de su país que también cumplen sus años el mismo día. Una oportunidad única para aquellos que han estado rápidos a la hora de apuntarse a la cita.

Artículo relacionado

Poco después de realizar el llamamiento en el que se invitaba a presidir este día tan especial junto al esposo de Matilde de Bélgica, ya se habían apuntado más de doscientas personas a la particular celebración. Finalmente serán únicamente un centenar los afortunados que puedan disfrutar en vivo y en directo de los festejos en honor al monarca, por razones principalmente de espacio y seguridad.

Felipe y Matilde de Bélgica
Gtres

Parece que las invitaciones públicas comienzan a ser tradición dentro de la Familia Real belga, un detalle que acerca mucho a los royals a su pueblo que, sin duda, toma estas oportunidades como momentos únicos junto a sus monarcas. Los primeros en realizar una cita de este tipo fueron Alberto y Paola de Bélgica, que contaron con ciudadanos entre los asistentes a la celebración de su jubileo de oro en 2009. Entonces, la pareja invitó a 150 parejas que llevaban casadas cincuenta años a festejar junto a ellos en una fecha tan especial para la Corona.

En 2019, por el 18º cumpleaños de la princesa Elisabeth, ochenta jóvenes que también alcanzaban la mayoría de edad participaron del homenaje público que la duquesa de Brabante recibió en el Salón del trono del Palacio Real de Bruselas, donde pronunció un discurso ante la atenta, emocionada y orgullosa mirada de sus progenitores.

Felipe y Matilde de Bélgica
Gtres

Pero no será el mismo día del cumpleaños cuando Felipe de Bélgica reúna a sus invitados especiales. El 15 de abril, el rey y su esposa tienen previsto viajar hasta Dinamarca para acudir al 80º cumpleaños de la reina Margarita. Por ello, la celebración familiar se traslada al 16 de abril, donde la pareja reunirá a familiares y amigos, y no será hasta un mes después, el 16 de mayo, cuando tenga lugar el encuentro popular.

Tal y como informa el periódico belga Het Laatste Nieuws, los jardines del Palacio de Laeken serán los escenarios del cumpleaños público, donde se abrirán los invernaderos reales en los que tendrá lugar parte del programa, que incluye un cóctel en el que serán recibidos personalmente por los reyes con los que podrán disfrutar de una charla informal.