Era de esperar, y así está sucediendo. Tras los cambios anunciados por el rey Carlos Gustavo de Suecia, que iniciaban una nueva era en la que se reducían considerablemente los miembros de la Familia Real, se publicaba en la web oficial de la Corona un retrato del soberano junto a su hija, la heredera Victoria, y su nieta mayor, la princesa Estelle.

Artículo relacionado

En la fotografía, además de unificar tres generaciones, la Casa Real dejaba claro el papel protagonista de las dos sucesoras el trono sueco, un papel que, desde entonces, se ha visto intensificado tanto en la agenda oficial de la hermana de Magdalena de Suecia como en las apariciones públicas de la pequeña Estelle.

Estelle de Suecia
Casa Real de Suecia / Anna-Lena Ahlström

A pesar de tener aún siete años -el próximo 23 de febrero cumplirá los ocho-, la nieta mayor de Carlos Gustavo y Silvia de Suecia cada día es más protagonista en los medios de comunicación. A comienzos de mes la Casa Real anunciaba la formación de la Prinsessan Estelles kulturstiftelse, una fundación que lleva su nombre y que tiene como propósito promover actividades culturales en su país.

Días más tarde, Victoria y Daniel de Suecia estrenaban nuevo retrato oficial en familia, unas imágenes en las que la primogénita de los príncipes tuvo su fotografía en solitario.

Casa Real de Suecia
Gtres

Y de nuevo, la pequeña vuelve a ser e centro de atención en un acto público. Acompañando a sus abuelos, los reyes Silvia y Carlos Gustavo, sus padres y su tía Sofía, Estelle ha acudido a un concierto por LillaAkademien, una escuela de música para niños, en el Teatro Vasa de Estocolmo.

Victoria, Daniel y Estelle de Suecia
Gtres

Recibidos con diferentes ramos de flores y muy sonrientes, la Casa Real sueca disfrutó de una bonita velada en la que se vuelve a dejar claro el papel protagonista de la pequeña princesa. El gran ausente de la noche fue el príncipe Carlos Felipe, que atendía otra cita oficial al mismo tiempo. El segundo hijo de los monarcas suecos estaba realizando una visita a la Academia de Gastronomía por lo que, por incompatibilidad de horarios, no pudo asistir al teatro.