Este jueves 24 de octubre todas las miradas estaban puestas en el Valle de los Caídos con motivo de la exhumación de Francisco Franco, 44 años después de ser enterrado. Los miembros de la familia no quisieron perderse un acto cargado de simbolismo y protagonizaron una comitiva fúnebre encabezada por Francis Franco y Luis Alfonso de Borbón, nieto y bisnieto del dictador.

Echando la vista atrás, hay que recordar que fue Franco quien colocó a don Juan Carlos al frente de la jefatura del Estado, por ello el rey emérito se convertía sin quererlo en otro de los protagonistas de la jornada. ¿Dónde se encontraba? Según ha podido saber LOC, mientras Franco era inhumado en el cementerio de Mingorrubio, don Juan Carlos estaba disfrutando de una comida entre amigos en el restaurante Moncalvillo. Un local situado en el corazón del barrio de Chueca donde degustaron de una cocina francesa con espíritu cosmopolita.

Artículo relacionado

Pero lejos de ser esa la gran noticia, lo que más ha sorprendido es que el Rey estuviera acompañado por su mujer, la reina Sofía. Y es que son contadas las ocasiones en las que hemos visto a la veterana pareja compartir planes dentro de su vida privada. Compartieron mesa con ellos, los reyes Simeón y Margarita de Bulgaria y la diseñadora Carolina Herrera, gran amiga de la reina Letizia.

Desde hace unos meses, ha llamado mucho la atención el claro acercamiento que hay entre los reyes eméritos. Después de la infinidad de informaciones que aseguraban que cada uno hacía su vida por separado, parece que con los años el cariño se ha colocado por delante de cualquier rumor y esta no será la única vez que les veamos compartir planes de carácter privado juntos.

Juan Carlos y Sofía