La desorbitada propina que Kate Middleton dejó en una cena de lujo con Rose Hanbury

Kate Middleton reaparecía en medio de sus vacaciones de verano en un exclusivo festival de música que ha tenido lugar en la finca de su (ex)amiga Rose Hanbury

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Kate Middleton y Rose Hanbury
GTRES

A Kate Middleton (41 años) se le ha tragado la tierra durante sus vacaciones de verano, de ahí que su primera aparición después de semanas de silencio no haya tardado en dar la vuelta al mundo. La princesa de Gales era captada este fin de semana en el festival Houghton mientras disfrutaba de un encuentro entre amigos y poco a poco se van conociendo más detalles de esta velada en la que Kate estuvo acompañada por la que fuera su amiga Rose Hanbury. 

Antes de pasar a la pista de baile, Kate y sus amigos disfrutaron de una cena de lujo en la que aunque el menú no superaba los 60 euros, pidieron un vino rosado de más de 500 euros. Tal y como ha publicado el 'Daily Mail', lo más llamativo fue la desorbitada propina que la mujer del príncipe Guillermo dejó a los camareros, un total de 800 euros. 

Kate y Rose Hanbury
GTRES

El cómodo y estiloso look de Kate Middleton para ir de festival

Para esta salida privada con amigos Kate optó por un look muy sencillo compuesto por pantalones skiny de color negro y top de escote bardot de manga larga a juego. Un estilismo monocrom��tico elegante y estilizador que, para sorpresa de todos, combinaba con unas sneakers de color blanco. Tampoco faltaron unos llamativos pendientes que se dejaban entrever sobre su melena suelta. 

 

La reconciliación entre Kate Middleton y Rose Hanbury

A lo largo de los años se ha hablado mucho de la amistad rota entre Kate Middleton y Rosa Hanbury después de que saliera a la luz un supuesto affaire de la marquesa con el príncipe Guillermo. Aunque la realidad es que desde Casa Real nunca se desmintió esta información, con este encuentro, la princesa de Gales zanja por completo los rumores de mala relación entre ellas y confirma que mantienen muy buena relación. Tanto que sigue formando parte de su grupo de amigos. 

Cabe recordar que David Rocksavage, marido de Rose, fue nombrado secretario privado de Carlos III, y Oliver, su hijo, fue uno de los pajes de honor en la coronación del monarca. Detalles muy significativos que confirman que el matrimonio sigue muy ligado a la familia real británica.

Tendremos que esperar unas semanas más para que Kate Middleton retome su agenda institucional. Mientras tanto, la princesa de Gales y toda su familia disfrutan de unos días en Anmer Hall, la casa de campo que les regaló Isabel II cuando se dieron el 'sí, quiero' allá por 2011.